13 de Diciembre de 2017

Riviera Maya

Exigen al alcalde de Solidaridad frenar desmanes en Casa Ejidal

El presidente municipal, Filiberto Martínez Méndez, dijo que verificará el caso tras la denuncia que hizo la señora Susana Alonso.

Susana Alonso pidió la palabra en la sesión para quejarse del problema de ruido que hay en la colonia Ejidal. (Alida Martínez/SIPSE)
Susana Alonso pidió la palabra en la sesión para quejarse del problema de ruido que hay en la colonia Ejidal. (Alida Martínez/SIPSE)
Compartir en Facebook Exigen al alcalde de Solidaridad frenar desmanes en Casa EjidalCompartir en Twiiter Exigen al alcalde de Solidaridad frenar desmanes en Casa Ejidal

 

Alida Martínez/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Al culminar la XIX sesión extraordinaria de Cabildo, la señora Susana Alonso se quejó frente al alcalde Filiberto Martínez Méndez del ruido y los desmanes que se cometen en la Casa Ejidal, localizada en la avenida 75, entre las calles 14 y 16, ya que desde hace 10 años los ejidatarios hacen uso del lugar para realizar sus fiestas particulares y reuniones.
 
Al culminar dicha reunión, el presidente municipal se disponía a retirarse del lugar junto con ocho de los nueve regidores, cuando Susana Alonso pidió la palabra y comenzó a quejarse del problema de ruido que hay en la colonia Ejidal, específicamente en la calle donde se localiza la Casa Ejidal.
 
Expresó que lleva 10 años en pugna para que se regule el problema porque se realizan fiestas en el lugar y en salones cercanos, donde no hay regulación por el exceso de ruido, en las mismas reuniones se detonan armas y “cohetes” durante la noche. 
 
“Yo tengo los calzones para venir ante usted porque ya no puedo, nadie me da una respuesta, no puedo seguir viviendo así y si a los ejidatarios no les gusta que siga viviendo ahí que me compren mi casa, no me merezco esto”, destacó.
 
Por su parte, el alcalde Filiberto Martínez, dijo que verificará el caso tras la denuncia que hizo la fémina y procedió a retirarse del lugar.
 
Esta denuncia se ha dado a conocer en las pasadas administraciones, ya que los ejidatarios realizan actividades dentro de la Casa Ejidal, lo cual molesta a los vecinos porque no se modula el ruido de sus eventos.
 
La afectada recalcó que esa área es “tierra de nadie” porque no hay una regulación, tanto del lugar como de los centros de esparcimiento cercanos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios