23 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Falla educativa pega fuerte en universidad

En un análisis se menciona que el problema inicia desde la secundaria y la preparatoria.

La condición económica de la familia genera deserción escolar. (Jesús Tijerina/SIPSE)
La condición económica de la familia genera deserción escolar. (Jesús Tijerina/SIPSE)
Compartir en Facebook Falla educativa pega fuerte en universidadCompartir en Twiiter Falla educativa pega fuerte en universidad

Teresa Pérez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- De los 10 mil 200 estudiantes que tiene registrados en tercer año de secundaria la Secretaría de Educación en Quintana Roo (SEQ), en el municipio de Benito Juárez, ocho mil 201 presentaron su examen de admisión para nivel medio superior, pero de ellos tres mil 60 jóvenes llegarán a la universidad, y de éstos sólo 612 se titularán, pese a que existen suficientes espacios para atender a esos 10 mil 200 estudiantes.

Celina Izquierdo Sánchez, secretaria técnica del Observatorio de Violencia Social y de Género de la Universidad del Caribe, comentó que en un análisis que hicieron la Universidad del Caribe, Universidad Tecnológica de Cancún, la Universidad Anáhuac y la Universidad La Salle, pudieron observar que sólo el 30% de los jóvenes de nivel medio superior logra concluir sus estudios. El resto no lo logra por factores como la presión económica, la familia, embarazos a temprana edad, falta de calidad educativa y la falta de expectativas a futuro. 

Mencionó que la falla estructural viene desde la secundaria y la preparatoria, pues se tiene un problema de retención de jóvenes por la falta de calidad en los subsistemas, y una mala pedagogía que en conjunto hacen que pierdan interés y viene la deserción, porque los estudios no resultan atractivos, pues el sistema educativo no les brinda alternativas.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), refleja que el estado se mantiene en los primeros lugares de estudiantes desertores, con más de 35 mil 212 alumnos que prefirieron dejar de estudiar en los años 2009 y 2010, esto la SEQ lo adjudica a que los jóvenes están en búsqueda de un trabajo o  pierden el interés escolar. 

En el informe "Panorama de la educación 2013", de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), se muestra que el 24.7% de los jóvenes de 15 a 29 años en 2011 se ubicó como "ninis" (ni estudian ni trabajan), fenómeno que prácticamente ha mantenido ese nivel en una década. México tiene el tercer porcentaje más alto entre 34 países miembros de la OCDE y otros 10 países, por debajo de Turquía e Israel.

En el caso de Quintana Roo, Izquierdo Sánchez mencionó que es la entidad que tiene menor número de estudiantes en nivel medio superior y superior, pues si se mide desde la primaria, apenas el 1.8 de cada 10 jóvenes tienen la oportunidad de llegar a la universidad. 

La investigadora considera que en Benito Juárez la condición económica de la familia genera una presión muy fuerte, que hace que los jóvenes quieran desertar para buscar un trabajo y aportar en casa un “gasto”, o porque la familia ya no puede costear su educación, incluso estudiando en universidades gratuitas, pues el gasto que implica tan sólo la transportación los hace desertar. 

El factor de embarazos tempranos es otro problema que atañe también a la salud pública, pues en Quintana Roo en los últimos cinco años el embarazo juvenil subió cinco puntos porcentuales, expresó.

La especialista en temas de violencia social y de género expresó que no se les puede llamar “ninis”, pues en todo caso deberá ser la política pública nacional la responsable porque “ni les ofrece estudios, ni les ofrece trabajo”. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios