17 de Octubre de 2018

Quintana Roo

Exhortan a atender la gastritis en menores

Es una enfermedad muy común en niños, los que alcanzan el año de vida pueden padecer incluso una esofagitis.

Los especialistas piden a los padres de familia a evitar la automedicación: los problemas gastrointestinales son muy delicados. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Los especialistas piden a los padres de familia a evitar la automedicación: los problemas gastrointestinales son muy delicados. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Compartir en Facebook Exhortan a atender la gastritis en menores Compartir en Twiiter Exhortan a atender la gastritis en menores

Oskar Mijangos/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- La gastritis es una enfermedad muy común entre los menores, los que no alcanzan el año de vida pueden padecer incluso una esofagitis por reflujo que daña la garganta impidiendo comer, señaló José Antonio Chávez Barrera, gastroenterólogo pediatra.

Existen medicamentos para disminuir la secreción ácida del estómago conocidos como inhibidores de la bomba de protones (IBP’s), este grupo de fármacos ha sustituido a otros con efecto similar pero con un mecanismo de acción diferente llamados antagonistas de receptor de H2.

Estos medicamentos están entre los más vendidos en el mundo debido a su eficacia y seguridad, brindando la certeza a los padres de familia de la ausencia de efectos secundarios, señaló Chávez Barrera.

Los menores en edad pediátrica que padecen este tipo de enfermedades sufren de dolor abdominal, reflujo y molestias diversas al sentir que los alimentos se les regresan. Los menores de un año lo manifiestan regularmente mediante el llanto, dificultad para comer o dormir y la irritabilidad.

Los daños que pueden presentar la gastritis o el reflujo en los niños son varias, llegando incluso a afectaciones respiratorias al buscar una salida el ácido gástrico por la nariz.

De no atenderse a tiempo este tipo de problemas podría dañar por completo la garganta, imposibilitando de por vida o ser necesario que se someta al menor a una operación muy complicada para poder comer normalmente.

Los padres deben de prestar especial atención a su hijo si tiene vómitos de manera constante, no puede dormir bien al referir molestias abdominales, a pesar de no cambiar su régimen alimenticio. Si un niño dice que le arde el pecho o presenta agruras muy seguido es necesario llevarlo al pediatra o con un especialista gastroenterólogo para un chequeo general y desechar así una enfermedad de este tipo.

Chávez Barrera exhorta a los padres de familia a evitar la automedicación, los problemas gastrointestinales son muy delicados y se necesitan medicinas y dosis muy específicas en horarios estrictos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios