23 de Septiembre de 2018

Opinión QRoo

Generaciones perdidas

No cabe duda que México ha dejado de ser sólo un participante en las Copas del Mundo Sub-17...

Compartir en Facebook Generaciones perdidasCompartir en Twiiter Generaciones perdidas

No cabe duda que México ha dejado de ser sólo un participante en las Copas del Mundo Sub-17, hoy nuestro país está convertido en una potencia en dicha categoría y los resultados de los últimos 10 años lo avalan: 2 títulos y un subcampeonato que nos ponen debajo de Nigeria y Brasil, como los países más ganadores.

Un camino exitoso forjado a partir de Perú 2005, donde una generación desconocida encabezada por Jesús Ramírez, le enseñó a sus sucesoras la vereda a seguir para llegar a la cima.

Así lo entendió el colectivo de Raúl “Potro” Gutiérrez en 2011 y 2013, y tal parece que ahora la enseñanza fue heredada a Mario Arteaga y sus muchachos, quienes se encuentran en cuartos de final del mundial de Chile 2015, tras dejar fuera al anfitrión al son de 4-1.

El futuro de este combinado es incierto, es prematuro lanzar las campanas al vuelo y decir que México estará en la final como en las más recientes ediciones del certamen.

De hecho, solamente la selección de Ghana ha sido capaz de repetir final tres veces consecutivas, llegó en 1991, 1993 y 1995, perdiendo la edición de Japón 1993 en contra de Nigeria.

Y después de todo este gran trabajo en categorías inferiores ¿Por qué siempre regresan nuestros fantasmas? las preguntas a las que llegamos son las mismas ¿Dónde quedaron esas generaciones?, ¿Dónde están las ilusiones de trascender?, ¿Quién las truncó?, ¿Por qué no hubo seguimiento? y ¿Por qué a nivel de selección mayor seguimos planteando el objetivo de llegar al quinto partido, si ya contamos con campeones del mundo?

Desde Perú 2005 se sigue escuchando el mismo discurso, seguimos llamando generación dorada a los jóvenes que tuvieron la dicha de levantar la copa del mundo Sub-17 y se ponen en ellos la esperanza de finalmente trascender a nivel de selección mayor.

Quizás esta estadística nos ponga en contexto: de los 21 jugadores que obtuvieron el título de Perú 2005, sólo 7 alcanzaron la consolidación: Giovanni Dos Santos, Héctor Moreno, Carlos Vela, Adrián Aldrete, Efraín Juárez, Patricio Araujo y Édgar Andrade.

De los campeones de 2011 podemos mencionar a 5 de 21: Antonio Briseño, Carlos Fierro, Marco Bueno, Carlos Guzmán y Giovanni Casillas. Siendo Fierro el más constante y consolidado con el Club Guadalajara.

El resto tristemente se encuentra esperando aún la oportunidad en la Liga MX o en la división de plata de nuestro fútbol. Jugadores que pintaban para ser figuras simplemente desaparecieron, tales como Sergio Arias, Julio “La Momia” Gómez, Jonathan Espericueta y Ever Guzmán, por mencionar algunos, porque otros desaparecieron de los reflectores.

Quizás sea la fama, los contratos, los hombres de pantalones largos, la falta de madurez o nuestro propio sistema de competencia, que en lugar de echar mano de las canteras, terminan desembolsando grandes cantidades por jugadores extranjeros.

Ojalá esta generación sea la excepción y en futuros comentarios estemos hablando de jugadores consolidados.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios