18 de Diciembre de 2017

Opinión QRoo

Genialidades, inventiva fotográfica y sus diversos retratos

La sección homoespaciera sobre los inventores y sus rarezas, conecta a las letras...

Compartir en Facebook Genialidades, inventiva fotográfica y sus diversos retratosCompartir en Twiiter Genialidades, inventiva fotográfica y sus diversos retratos

La sección homoespaciera sobre los inventores y sus rarezas, conecta a las letras con las imágenes congeladas, esas que capta la lente del fotógrafo sensible por el instante, realidad delineada por los matices de la luz que se convierte en el mensajero del recuerdo.

Nos adentraremos a sus orígenes aristotélicos hasta llegar a nuestros tiempos cibernéticos, con esta manifestación gráfica que ha maravillado al mundo a través de la historia: el retrato que fue uno de sus primeros géneros en los inicios del siglo XIX cuando sus dos pioneros franceses -de lo que hoy conocemos como fotografía- realizaron el famoso daguerrotipo y comentaremos acerca de la deslealtad que tuvo uno de ellos; el desarrollo de la cámara, así como otras curiosidades sobre la imagen fija.

Impresionante como la memoria, es capaz de registrar los hechos significativos de nuestras andanzas por este mundo, cierto parecido al accionar el disparador de una cámara para obtener vivencias que guardamos en los álbumes del interno, el pasado que lo convertimos en un presente o en algún recordatorio para no cometer el mismo error. Sin embargo, el aprendizaje en muchos de los casos es gracias a los tropiezos y equivocaciones, algunos de ellos son esas grandes ideas que brindaron evolución al mundo y en otros, desgracias que terminaron con la vida de millones, como lo son las bombas, armas y demás herramientas que aniquilan a los pueblos.

El lente que utilizamos para ver la realidad depende del filtro que llevemos puesto, dicen los profesionales en Programación Neurolingüistica, así es que el carrete plasmará las imágenes dependiendo del ángulo donde nos ubiquemos.

Después de esta abstracción, adentrémonos en el tema mis estimados homoespacieros.

La fotografía, oficio emotivo que busca el retrato genuino de los hechos, práctica gráfica que colabora con las artes visuales, periodismo, medicina, arquitectura, entre otras tantas profesiones, fiel acompañante de las letras, expresión sin palabras, lógica de la estática entre aquellos aficionados por las imágenes, figuras inmovilizadas por la inspiración y el estremecimiento que experimenta el fotógrafo cuando dibuja con su lente la marginación, el dolor o la injusticia. Arte que exige la toma exacta en el momento preciso; algunos capturan el sello romántico de un atardecer, otros realizan postales de algún poblado donde lo usual se convierte en espectacular, capacidad de asombro en la inventiva fotográfica y sus diversos retratos.

Un recorrido gráfico, y con sus inventores

Los antecedentes de la fotografía colocan a Aristóteles como uno de los primeros maestros del manejo de la luz. El filósofo griego, allá por el siglo 300 a.C., exponía que si se realizaba un pequeño orificio en un obscurecido cuarto se podría ver en la pared contraria la imagen invertida del exterior, y así fue. Tiempo después los manuscritos y esquemas de Leonardo Da Vinci mostraban el funcionamiento de la primera cámara fotográfica, la caja obscura que desarrollaría uno de sus alumnos: Cesare Cesariano, en el año 1521.

Otro elemento importante para realizar una fotografía física, de las que se lograban en cuartos ausentes de luz, es un material fotosensible. En este contexto, en el siglo XVI alguno de los primeros curiosos fue el científico Georgius Fabricus, quien comenzó a percatarse que las sales de plata contenían algún tipo de propiedad fotosensible, lo que se conocería al pasar los años como emulsión fotográfica.

Algunos otros datos de los orígenes de este arte visual sucedieron en el siglo XVII, cuando un músico francés llamado Gilles-Louis Chrétien crea el fisionotrazo, máquina que funcionaba para hacer retratos de perfil en una placa de cobre. El siluetado, por su parte, colocaba figuras detrás de una sábana iluminada para luego dibujar su contorno, pero fue hasta 1726 que el químico alemán Johann Heinrich Schulze descubre que las sales de plata se ensombrecen al interactuar con la luz, pero la duración de la imagen era muy corta.

La imagen fija nació en Francia en 1826 y su autor fue Joseph Nicéphore Nièpce, el cual logra la primera fotografía que muestra una vista desde su ventana en Le Gras o con su nombre original “La cour du domaine du Gras”, misma que actualmente se encuentra en la Universidad de Texas. La exposición duró ocho horas con una cámara obscura construida por la familia de ópticos Chavalier, amigos del otro padre de la fotografía que fue Louis Jacques Mandé Daguerre, quien fuera socio de Nièpce e inventor del daguerrotipo, artefacto ocupado especialmente para los tan solicitados retratos por parte de la burguesía de varias partes de Europa que buscaban una imagen diferente a la del pincel. Un dato insólito es que Daguerre, al fallecer Nicéphore Nièpce, convence al hijo de éste para modificar el contrato que había realizado con su padre; aprovechándose de la mala situación financiera del muchacho se coloca como protagonista principal de los descubrimientos de Nièpce, verdad que fue descubierta cuando Isodore Nièpce publica el libro “Historia del descubrimiento del invento denominado daguerrotipo”.

El daguerrotipo fue el primer soporte fotográfico y las cajas obscuras las primeras cámaras, por denominarlas de algún modo.

Otros procedimientos usados en el siglo XIX fueron el calotipo en 1837, creación del fotógrafo, inventor, arqueólogo, botánico, filósofo, matemático y político británico William Henry Fox Talbot, que utilizaba el papel negativo cubierto con yoduro de plata para hacer varias copias de alguna imagen captada. En 1851, el colodión húmedo del escultor y fotógrafo Sir Frederick Scott Archer, que mejorara los tiempos de exposición de una foto, así como el gelatino de bromuro que desarrollara el fotógrafo británico Charles E. Bennett en 1878 y que diera paso al conocido acetato de celulosa. Algo indiscreto es que por estos tiempos ya comenzaba la fotografía erótica, así que ese conejito no fue el primero en mostrar los cuerpos carentes de vestimenta en las féminas.

Respecto a los rollos de película, el norteamericano George Eastman, elabora en 1884, el primer carrete con 24 exposiciones, y la famosa cámara portátil “Kodak 100 Vista” que soportaba 100 fotos aparece en 1888 con el slogan: “Usted apriete el botón y nosotros haremos el resto”; el costo, 25 dólares. Con ello se dio el banderazo a la Eastman Kodak Company, la cual se declararía en bancarrota en el año 2006.

En el siglo XX, el mundo de la fotografía se vería a color, ya que el Autochrome de los Hermanos Lumiere brindaría imágenes cromáticas en 1917, aunque la primera foto de este tipo la realizó en 1861 el físico británico James Clerk Maxwell, con tres filtros (verde, rojo y azul) para un lente y en 1923 aparece la alemana Leica bajo la firma de Leitz Camera, primera cámara de 35 mm diseñada por el fotógrafo Oscar Barnack, quien trabajaba como ingeniero en esta empresa.

Por su parte, en 1930, el flash sustituyó a la distintiva explosión de polvo de magnesio. Las diapositivas a color aparecen en 1935 con la Kodachrome y el Agfacolor en 1936, dejándose de fabricar en el 2009. Otros acontecimientos fueron la cámara instantánea Polaroid Land que surge en 1947, la cual permitió tomar una foto y obtener su revelado casi al instante; así como la aparición de la primera cámara digital en 1990, que dio inicio a la carrera de la era post-fotográfica.

La imagen fija y sus rarezas

Resulta que los padres de la fotografía también inventaron otras cosas: Nicéphore Nièpce creó en 1807, junto con su hermano, un motor de barcos llamado “pireolóforo” y Louis Jacques Mandé Daguerre, que era un aficionado por las artes realizó un diseño escénico llamado “diorama”, en la primera mitad del siglo XIX.

La cámara más grande se llama Mamut y es de origen estadounidense. Se fabricó en 1900, mide 1.50 x 2.40 metros y pesa 643 kilos. La más pequeña mide 4 x 2 centímetros y es conocida como la Little Cyclops (Pequeña Cíclope), cuenta con dos botones, no tiene pantalla y fue realizada por un estudiante de 25 años. La más cara fue una extraña cámara Leica, de 1923, vendida en una subasta en Viena por 2.8 millones de dólares. En contraste, se dejan abandonadas 12 cámaras Hasselblad en la superficie lunar a causa del peso, sólo por traer rocas lunares.

Entre otras curiosidades figuran la colección de 4 mil 425 cámaras con las que cuenta Dilish Parekh de Munbai, India; el negativo más grande que mide 129 metros y muestra las principales calles de Buenos Aires en Argentina, así como las 250 millones de fotos que se suben diariamente en Facebook y que el mejor lado para fotografiarte es el izquierdo, esto lo afirma un estudio realizado por la Wake Forest University.

Estimados lectores de Homo Espacios, les compartimos los tradicionales enlaces por si buscan mayor información sobre la fotografía, y sus diversos retratos:

Historia de la fotografía. http://youtu.be/JA5tcwNmfgY

La primera fotografía de la historia. http://youtu.be/OYYaJl6_QUE

Primera cámara Kodak. http://youtu.be/A11aeG6itIo

Amigos, los invitamos a que visiten www.homoespacios.com así como a escuchar las cápsulas homoespacieras dentro del programa “La otra frecuencia” en Radiorama 1530 AM, todos los miércoles de 20:00 a 21:00 horas y los lunes por la misma frecuencia Homo Espacios en vivo, dentro del programa “Yo Campesino”. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios