24 de Septiembre de 2018

Opinión QRoo

Choque en el Panal

Se trata de un pleito entre grupos para obtener beneficios políticos en las elecciones 2018.

Compartir en Facebook Choque en el PanalCompartir en Twiiter Choque en el Panal

Si algo dejó claro la comparecencia ante el Congreso local de la secretaria de Educación, Marisol Alamilla Betancourt, fue que las cosas no andan tan bien en el Partido Nueva Alianza que la apadrinó para ocupar esa posición, pues el único diputado turquesa en el Congreso, Javier Padilla Balam, fue sorprendentemente agresivo en sus cuestionamientos e incluso pidió su remoción urgente.

Se podría pensar que el diputado Javier Padilla tuvo un momento de iluminación y actuó con plena libertad en el ejercicio de sus facultades como representante popular, pero quienes saben cómo se manejan las cosas dentro de Nueva Alianza saben que no es así, sino más bien se trata de un pleito entre grupos para obtener beneficios políticos que ya olfatean por la cercanía del proceso de 2018.

Y es que la negociación para que el diputado del Panal se sumara a la “nueva mayoría” comandada por el PAN y PRD en el Congreso que incluyó beneficios para los alcaldes turquesas de Bacalar y Lázaro Cárdenas, y algunas posiciones de poder, entre ellas la Secretaría de Educación, fue realizada por el diputado federal Carlos Gutiérrez García, mientras que Javier Padilla es un fiel escudero del alcalde bacalarense, Alexander Zetina Aguiluz. 

El problema es que Carlos Gutiérrez y Alexander Zetina se mastican pero no se tragan, y mantienen añejos conflictos que empiezan a salir a flote tras una tregua obligada para acomodarse a los tiempos de la alternancia.

Con la efervescencia política a tope por la cercanía de 2018, ambos grupos empiezan a jugar sus cartas, y la evidencia de este rompimiento fue el duro comportamiento de Padilla Balam en la comparecencia de Marisol Alamilla, a quien no sólo reprobó por su pobre desempeño sino que también exigió su cabeza.

El objetivo de la facción turquesa controlada por Alexander parece ser derrumbar a la polémica titular de Educación, debilitada por sonoros escándalos y por su actitud soberbia, para después intentar sembrar a uno de los suyos en esa importante dependencia, debilitando de paso al diputado federal Carlos Gutiérrez que culmina su periodo hasta mediados del próximo año.

Y les corre prisa porque el arranque del proceso electoral está a la vuelta de la esquina y Alexander Zetina quiere estar en una buena posición para “negociar” su reelección, lo que se ve sumamente difícil ante la soledad del Panal y el ramillete de aspirantes que ha emergido en el décimo municipio.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios