12 de Diciembre de 2018

Opinión QRoo

Se blinda el Oficial Mayor

El encumbrado burócrata chetumaleño se convirtió en el blanco de severas críticas.

Compartir en Facebook Se blinda el Oficial MayorCompartir en Twiiter Se blinda el Oficial Mayor

Vapuleado por la opinión pública y los diputados locales en su comparecencia ante el Congreso, el Oficial Mayor Manuel Alamilla Ceballos anda con pies de plomo, tomando decisiones con sumo cuidado para no verse inmiscuido en nuevos escándalos, consciente de que camina sobre un campo minado. 

El encumbrado burócrata chetumaleño se convirtió en el blanco de severas críticas por la multimillonaria licitación de uniformes escolares, fuente de explosiva controversia y que lo puso a tambalear antes de cumplir un año en el puesto. Y aunque aún está en la cuenta de protección, Manuel Alamilla no pretende renunciar al cargo tan fácilmente y parece que las duras lecciones de algo le han servido.

Recientemente tomó la controversial decisión de suspender de manera temporal del padrón de proveedores a la empresa chetumaleña Administradora Gráfica Aguiheroli S.A. de C.V., propiedad del ex subsecretario de salud Manuel Aguilar Ortega y del empresario Emir Oliva Sabido, quien de inmediato puso el grito en el cielo por esta acción denunciando ante algunos medios de comunicación el “ataque” del funcionario.

El asunto no es tan inofensivo, porque en el acta constitutiva de la empresa aparece como socia de la misma la esposa del Oficial Mayor, Tristana Wendy Hernández Villegas, quien también es funcionaria gubernamental, aunque ya no forma parte de esta sociedad debido a que vendió su parte a los otros dos dueños.

Pero este movimiento aún no se ha formalizado ante el padrón de proveedores, por lo que de otorgarse algún contrato o licitación a favor del negocio se podría interpretar, con sobrada justificación, como un conflicto de interés. 

Después de ser nombrado Subsecretario de Salud, al inicio del gobierno de Carlos Joaquín, Manuel Aguilar Ortega –accionista principal de la empresa aunque aparece como representante legal Emir Oliva Sabido– amplió las actividades comerciales de la empresa para adquirir más contratos.

De ofrecer servicios de impresión y de publicidad, el 16 de noviembre de 2016 se añadieron a sus actividades la fabricación de anuncios espectaculares, de productos de papelería y de herrería, y el 2 de enero de 2017 también agregaron el giro de confección de ropa sobre medida, aunque la empresa no cuenta con el equipo para tal fin. 

Con esos antecedentes, mantener vigente a la empresa dentro del padrón de proveedores era una bomba de tiempo para Manuel Alamilla, quien por lo visto no está dispuesto a asumir ningún riesgo para intentar mantenerse en pie.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios