21 de Septiembre de 2018

Opinión QRoo

La gula de Nora

Quien llegó a la presidencia después de una turbulencia de señalamientos de corrupción y violencia política.

Compartir en Facebook La gula de NoraCompartir en Twiiter La gula de Nora

Con tan sólo cinco meses al frente del Tribunal Electoral de Quintana Roo (Teqroo), la magistrada Nora Cerón González resultó más ambiciosa que su antecesor en la presidencia, Víctor Vivas Vivas, al anticipar que solicitará un incremento de al menos dos millones de pesos de presupuesto para 2018, proyectados –entre otras cosas– para comprar cuatro vehículos nuevos de paquete para cada uno de los tres magistrados y la secretaria general.

Nora Cerón, quien llegó a la presidencia después de una turbulencia de señalamientos de corrupción y violencia política que sacudió al Tribunal y provocó el enroque con Víctor Vivas Vivas, defendió su absurda petición con verdaderas falacias, pues argumentó que este incremento es necesario porque 2018 será año electoral en Quintana Roo y se requiere la contratación de “personal eventual”. 

Pero también la titular del Teqroo confirmó la pretensión de renovar el parque vehicular para el uso personal de los altos y ociosos funcionarios del Teqroo, porque según ella sale más barato comprar carros de agencia que darles mantenimiento a los actuales. 

Y aunque no quiso anticipar qué modelitos de vehículos tienen en la mira, el gusto por el lujo y la ostentación de los magistrados electorales es de sobra conocido, por lo que seguramente no pensarán adquirir autos al alcance de la economía popular. 

El cinismo de la magistrada raya en lo inmoral, ya que por gracia de la actual “Legislatura del cambio” en 2017 el Tribunal Electoral disfrutó de un jugoso presupuesto de 36 millones 728 mil 601 pesos, casi cinco millones de pesos más que el ejercido en 2016, que fue de 31 millones 835 mil 556. 

Este aumento resultó incomprensible para propios y extraños, pues en primer lugar no se trató de un año electoral, y para muchos fue un premio inmerecido a un Tribunal que cobró fama por su servilismo y sumisión al ex gobernador Roberto Borge Angulo.

Pero el hecho es que la ley obliga a otorgarle al Teqroo para 2018 al menos el mismo presupuesto de este año actualizado con el porcentaje de inflación, cantidad más que suficiente para cubrir la operatividad del organismo e incluso los caprichitos de sus cuestionados magistrados.

Aún así, Nora Cerón no sacia su gula y está decidida a aprovechar el par de años que le quedan en la presidencia para servirse una buena tajada del pastel presupuestal, en temporada de vacas esqueléticas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios