21 de Octubre de 2018

Opinión QRoo

Villanueva de puño y letra

Con una carta manuscrita el ex gobernador Mario Villanueva Madrid inundó la Universidad de Quintana Roo.

Compartir en Facebook Villanueva de puño y letraCompartir en Twiiter Villanueva de puño y letra

“Hasta ahora han sido casi 19 años en que mi esposa, mis hijos y yo hemos vivido una adversidad que cuesta trabajo explicar, porque sólo quien ha sufrido el dolor físico y mental de la prisión y la soledad, por la injusticia, tiene clara percepción de ello. Como dicen, sólo la cuchara conoce el fondo de la olla”.

Con una carta manuscrita el ex gobernador Mario Villanueva Madrid inundó la Universidad de Quintana Roo, la tarde de este miércoles; desde su prolongado encierro encomendó a sus familiares la entrega de su expediente para que forme parte del acervo bibliográfico de esa casa de estudios en la capital del estado.

Habla Mario Villanueva: “No digo estas palabras con el fin de buscar su compasión. Lo que pretendo destacar es el daño creado por mentes perversas que, en lo que debería ser un Estado de Derecho, han torcido la ley para satisfacer venganzas personales”.

Cuenta que mientras estuvo prófugo vivió “refugiado con una persona pobre que me dio cobijo sin conocerme personalmente. Debí buscar refugio por el acoso de las fuerzas federales y el aviso de un Mayor del Estado Mayor Presidencial, de que iban por mí y que estaba en riesgo mi vida”.

“Durante dos años no supe nada de mi esposa y mis hijos, ni ellos sabían ni supieron dónde estaba yo. Me daban por muerto, como ocurrió con el ex procurador de Justicia Miguel Peyrefitte Cupido”.

El Rector Angel Rivero Palomo –para quien Mario Villanueva tuvo palabras de elogio– recibió el expediente de manos de Isabel Tenorio y Marissa Villanueva Tenorio, su esposa e hija. Sentado, el primogénito Luis Ernesto.

Su hijo Carlos Mario –diputado local de Encuentro Social– dio la bienvenida y Alejandro Alamilla Villanueva leyó la carta de puño y letra de su tío Mario Villanueva, quien dijo a distancia:

“Respecto a mi situación jurídica, para decepción de los afortunadamente pocos que esperan verme salir de la cárcel con los pies por delante, porque no llegaré a los 91 años, les informo que el Código Penal Federal, el Código Nacional de Procedimientos Penales y la Ley Nacional de Ejecución Penal me permiten dos beneficios inmediatos: la libertad anticipada o condicional y el domicilio particular como cárcel por motivos de precaria salud y edad”.

“Vivo con optimismo y esperanza a pesar de todo, y cuando las emociones me quieren doblegar, recuerdo a mi esposa que siempre dice: “Mi marido es como el guayabo, se dobla pero no se quiebra”. Ella, Isabel, lo que más quiero en el mundo, le da sentido a mi vida junto con los hijos”, culmina Mario Villanueva Madrid. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios