14 de Agosto de 2018

Opinión QRoo

Final de fotografía

Circuló ampliamente en redes sociales y medios de comunicación.

Compartir en Facebook Final de fotografíaCompartir en Twiiter Final de fotografía

Con el inicio de las campañas al alcance de la mano, los candidatos a senadores, diputados federales y a las presidencias municipales de la coalición oficialista “Por Quintana Roo al Frente” se sentaron en la mesa con Carlos Joaquín González en un acto de gran simbolismo político, en el que el mensaje enviado es de unidad en torno al proyecto del gobernador.

Una fotografía que circuló ampliamente en redes sociales y medios de comunicación fue el testimonio gráfico de esa reunión de altos vuelos, donde llamó la atención la ausencia de dos polémicos candidatos del Frente: la alcaldesa cozumeleña Perla Tun Pech y el ex titular de Sintra, Jorge Portilla Mánica, quien ayer quedó fuera de la batalla por la alcaldía de Tulum. 

Jorge Portilla Manica, quien sentía en la bolsa la candidatura del PRD a pesar de haber sido derrotado en el pasado proceso electoral, atraviesa un vendaval legal con consecuencias imprevisibles al ser sujeto de una investigación del SAT por recursos de dudosa procedencia encontrados en las cajas de seguridad de la famosa empresa “First National Security”, razón por la cual la coalición PAN-PRD-MC lo bajó del caballo para evitar otro Vergaragate; el beneficiado con la candidatura es Víctor Mass Tah. 

El resbalón de Portilla había sido motivo suficiente para no convocarlo a la mesa del Señor, alimentando los rumores que lo alejaron de la candidatura en Tulum donde no partía como favorito, aunque tenía asegurada su reguduría. 

La otra ausencia fue hasta previsible a la luz de los escandalosos antecedentes, pues a la cozumeleña Perla Tun Pech su soberbia le impide trabajar en equipo y los enfrentamientos que ha tenido con el gobernador y con su propio partido le han hecho ganarse el rechazo hasta de sus aliados.

Con tales antecedentes no se sabe si Perla obsequió su ausencia por uno más de sus desplantes infantiles o si de plano no fue invitada, pero la lectura política no cambia: la intratable alcaldesa está sola con su soledad y en esas condiciones intentará reelegirse en la isla de las golondrinas. 

Pero la difícil misión de derrotar al candidato priista Pedro Joaquín Delbouis –hijo del ex gobernador Pedro Joaquín Coldwell y sobrino del gobernador Carlos Joaquín– se ha tornado imposible para Perla, ahora que se ha evidenciado el rompimiento formal no solo con el mandatario estatal, sino con quienes llevan la batuta en la coalición oficialista.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios