13 de Diciembre de 2017

Opinión QRoo

Desamor al terruño

La dolorosa pérdida de 4 mil 800 kilómetros cuadrados de nuestro territorio a manos de Campeche...

Compartir en Facebook Desamor al terruñoCompartir en Twiiter Desamor al terruño

La dolorosa pérdida de 4 mil 800 kilómetros cuadrados de nuestro territorio a manos de Campeche fue tomada con incomprensible filosofía “zen” por el Secretario de Gobierno, Francisco López Mena, quien sin la menor señal de aflicción admitió que el conflicto limítrofe con Campeche y Yucatán ya está perdido y que jurídicamente nada hay que hacer. Punto final.

Tal declaración la lanzó al aire con ligereza, como si lo perdido fuera un costal de naranjas. El responsable de la “política interna” del estado solo alzó los hombros ante el revés más devastador de nuestra historia cuyos efectos dolerán a generaciones de quintanarroenses.

Y aunque algunos pretendan trivializar la derrota, desdeñando una franja territorial que según ellos tan sólo aporta problemas al estado, lo cierto es que a ningún ser humano le agrada que le amputen una pierna por negligencia de los galenos.

La indignación de los quintanarroenses de cepa, a esos que si les duele la trasquilada territorial avalada por autoridades federales como el INEGI y el INE, reventó tras conocer la resignada postura del Secretario de Gobierno cuya actitud derrotista está dejando mal parado al gobernador Carlos Joaquín González, quien en campaña se comprometió a reanudar la lucha para recuperar este territorio, batalla descuidada por los tres gobiernos previos, en especial por el ex gobernador Roberto Borge que también esto hizo muy mal.

Uno de los que reaccionó de inmediato fue el abogado Reinaldo Baeza Blanco, Presidente del Comité Cívico Pro-Defensa de los Límites del estado, girando un oficio dirigido al gobernador en el que se solicita el estatus actual de la defensa jurídica de las controversias presentadas por el estado ante el Senado y la Suprema Corte de Justicia.

Según Baeza Blanco, aunque la Corte y la Cámara de Senadores se hayan declarado incompetentes –término que les queda de maravilla– y se tiren la 'pelotita' de estas controversias no significa que exista una sentencia definitiva, por lo que aceptar la derrota con anticipación es un acto de rendición ante los estados vecinos.

El Secretario de Gobierno López Mena agitó el avispero con sus polémicas declaraciones, y tendrá que ser el gobernador Carlos Joaquín quien una vez más tenga que encargarse de la crisis, definiendo la postura real del gobierno ante este histórico lío que se ha tornado tan amargo para Quintana Roo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios