11 de Diciembre de 2017

Opinión QRoo

De la UQROO a Aguilar Camín

El quinto Doctorado Honoris Causa otorgado por la Universidad de Quintana Roo tuvo un sabor íntimamente chetumaleño...

Compartir en Facebook De la UQROO a Aguilar CamínCompartir en Twiiter De la UQROO a Aguilar Camín

El quinto Doctorado Honoris Causa otorgado por la Universidad de Quintana Roo (UQROO) tuvo un sabor íntimamente chetumaleño por la certera distinción a uno de sus hijos: el escritor y periodista Héctor Aguilar Camín.

El autor de Morir en el Golfo fue distinguido en la ceremonia del pasado jueves en los dominios de nuestra máxima casa de estudios, y su discurso es una obra maestra con pinceladas de nostalgia por una ciudad que quedó anclada en el pasado como un reumático navío jubilado por el huracán Janet que nos azotó en el eterno septiembre de 1955.

“Quintana Roo es probablemente el mayor caso de éxito que existe en la república mexicana del último medio siglo. Nuestras calamidades han sido los ciclones, el aislamiento y el abuso de nuestros gobernantes. Hemos reducido drásticamente el impacto de los ciclones y nuestro aislamiento nacional e internacional, pero en muchos sentidos seguimos a merced de nuestros gobernantes. Hemos producido admirables y deleznables gobernantes”, expresó el autor de Adiós a los padres ante el gobernador Carlos Joaquín González y el Rector anfitrión, Angel Rivero Palomo.

“No tengo sino gratitud y reconocimiento por Pedro Joaquín Coldwell, que me enseñó a regresar a este estado y a volver a hacerlo mío. Y para Miguel Borge Martín, gobernante fundador de esta Universidad”.

Y advirtió el Honoris Causa con la magia de su prosa quirúrgica:
“Sé por la memoria de mi casa y por los veredictos de la historia que hubo otros gobernantes de aliento en estas tierras, gobernantes que atendieron la realidad y soñaron el futuro. Rafael Melgar o Javier Rojo Gómez. Y el primer gobernante nativo, Jesús Martínez Ross que cumplió un viejo sueño de los nativos de esta tierra. Sé también, por la historia reciente, que aquí en Quintana Roo se ha probado el dicho de que el poder es una bebida tóxica que ofusca a los inteligentes y enloquece a los tontos”.

“Quintana Roo necesita una corrección profunda de su vida pública, del escándalo de dispendio y corrupción en que han incurrido sus gobernantes recientes. Quiero creer que estamos en ese camino, no sólo por irrenunciables razones morales, sino por fundamentales razones prácticas”.

“Si los quintanarroenses corrigen su gobierno, Quintana Roo puede llegar a ser, antes que México, una tierra próspera, equitativa y democrática. El sueño de mi generación”.

Ha hablado Héctor Aguilar Camín, quien recibió un Doctorado Honoris Causa otorgado antes por la UQROO a Carlos Fuentes Macías, José Narro Robles, Miguel Borge Martín y Luis de la Hidalga.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios