12 de Diciembre de 2017

Opinión QRoo

Normal agonizante

El estado de salud del Centro Regional de Educación Normal (CREN) “Javier Rojo Gómez” de Bacalar es terminal...

Compartir en Facebook Normal agonizanteCompartir en Twiiter Normal agonizante

El estado de salud del Centro Regional de Educación Normal (CREN) “Javier Rojo Gómez” de Bacalar es terminal, pues su limitada oferta educativa y nulo prestigio académico, en combinación con la pérdida de atractivo de la carrera magisterial, ha terminado por ahuyentar a los jóvenes de sus aulas y hoy en día sufre por obtener el número mínimo de estudiantes para justificar su abultada nómina.

Atrás quedaron los tiempos de bonanza para ese centro educativo en el que se formaron cientos y cientos de maestros quintanarroenses que disputaron con las garras un espacio en sus aulas en las épocas cuando los aspirantes a ingresar se contaban por miles.

En ese pasado casi olvidado, estudiar en la Normal tenía gran atractivo, ya que egresar con un título de licenciado en educación era sinónimo de trabajo seguro debido a que los graduados recibían una plaza en automático para laborar en alguna de las escuelas primarias del estado.

El nuevo siglo trajo los primeros vientos de cambio. A partir del año 2000 las reglas del juego cambiaron y los egresados de las normales tenían que ganarse la plaza por medio de un examen de oposición, y no había espacios para todos.

Pero el tiro de gracia lo dio la Reforma Educativa implementada por el gobierno priista de Enrique Peña Nieto, que aniquiló las perspectivas profesionales de los futuros maestros logrando que las nuevas generaciones perdieran todo interés en seguir una carrera docente.

El impacto ha sido tal que este año la Normal de Bacalar recibió menos de 40 solicitudes para presentar examen de admisión, y con estándares bajísimos aceptaron a casi todos en alguna de las cuatro licenciaturas que ofrecen.

Hasta el momento, cuentan con 35 alumnos para el próximo ciclo escolar, la mayoría de estos concentrados en la licenciatura en Educación Primaria, porque en las de Educación Física, Educación Especial y Educación Intercultural languidecen con cinco, seis y un alumno respectivamente.

Por tercera ocasión consecutiva la Normal de Bacalar lucha por subsistir y esta “regalando” el ingreso en una desesperada segunda convocatoria, esperando captar estudiantes de segunda mano, es decir, que no hayan sido aceptados en sus opciones primarias, pero ni siquiera esta estrategia les está dando resultado.

Al paso que llevan, la Secretaría de Educación debe cerrar por un tiempo la Normal de Bacalar o reducir su personal en un 75 por ciento, ya que no se justifica mantener una nómina tan abultada cuando no hay estudiantes para formar y sus catedráticos se la pasan en la pachanga.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios