20 de Septiembre de 2018

Opinión QRoo

Guerrilla en el PAN

No todo es armonía y paz dentro de las filas del PAN en Quintana Roo, donde la “bonanza” económica...

Compartir en Facebook Guerrilla en el PANCompartir en Twiiter Guerrilla en el PAN

No todo es armonía y paz dentro de las filas del PAN en Quintana Roo, donde la “bonanza” económica y política que viven como partido oficial del gobierno estatal ha despertado una encarnizada lucha de ambiciones en la que la manzana de la discordia son las jugosas candidaturas a alcaldías, diputaciones federales y senadurías para las elecciones de 2018.

La descomposición del PAN es generalizada, pues los pleitos y la guerra de lodo inicia desde la cúpula nacional, con el dirigente nacional, Ricardo Anaya Cortés, en franco enfrentamiento con los otros aspirantes a la candidatura presidencial del blanquiazul, Margarita Zavala de Calderón y el ex gobernador poblano Rafael Moreno Valle, cada uno con sus respectivas tropas en los estados.

A nivel local, el mal ejemplo de la dirigencia nacional es emulado por los aspirantes en casi todos los municipios, abriendo fracturas en el panismo estatal que pueden cobrar una alta factura política en el corto plazo.

Las broncas intestinas en el blanquiazul han abierto frentes en casi todos los municipios, pero están más acentuadas en Cozumel, Playa del Carmen (Solidaridad), Cancún (Benito Juárez) y Chetumal (Othón P. Blanco), donde hay varios tiradores para las alcaldías.

En la isla de las golondrinas, uno de los bastiones del panismo “puro”, la soberbia desmedida de la alcaldesa blanquiazul, Perla Tun Pech, ha provocado un rompimiento político severo entre los grupos de poder que se ha convertido en una batalla campal entre los simpatizantes de la polémica alcaldesa, los seguidores del diputado local Jesús Zetina Tejero –afín al grupo de Eduardo Martínez Arcila– y los “neopanistas” que llegaron al partido con la ola joaquinista y que respaldan a la ex priista Gabriela Angulo Sauri.

Para rematar, la irrupción del empresario Pedro Joaquín Delbouis como uno de los “candidateables” por el PAN ha elevado aún más la temperatura.

En Cancún y Playa del Carmen, además del conflicto interno el PAN enfrenta la presión del PRD, con quien pretende competir de la mano en las próximas elecciones y que reclama las candidaturas a esas alcaldías, aún si eso significa la caída de la reelección de la alcaldesa de Solidaridad, Cristina Torres Gómez.

Y en Chetumal la pulseada entre los diputados Mayuli Martínez Simón y Fernando Zelaya Espinoza está subiendo de intensidad, mientras que el alcalde Luis Torres Llanes también vela armas para defender su reelección como plan B.

Y mientras el incendio del PAN se expande, su dirigente estatal Juan Carlos Pallares Bueno sigue de adorno.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios