23 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Los guías de altamar: la historia de los faros de México

Antiguos pobladores encendían fogatas en la pirámide de Tulum para orientar a los navegantes mayas.

Los faros han servido de guías nocturnos para la llegada de los navegantes durante la historia de México. (Contexto/Internet)
Los faros han servido de guías nocturnos para la llegada de los navegantes durante la historia de México. (Contexto/Internet)
Compartir en Facebook Los guías de altamar: la historia de los faros de MéxicoCompartir en Twiiter Los guías de altamar: la historia de los faros de México

Agencias
MÉXICO, D.F.- México cuenta en sus litorales con 135 faros en funcionamiento, como auxilio a la navegación marítima que, si bien hoy sigue normas internacionales, remonta sus antecedentes a la época precolombina con la señalización ideada por los antiguos pobladores de Tulum.

Aunque hay sistemas automáticos, los guardafaros son los operadores de estos sistemas visuales, acústicos o radioeléctricos instalados en elevadas construcciones, torres cónicas o cilíndricas, que pueden ser vistos desde cualquier embarcación que se encuentre a una distancia determinada, según publicó Notimex.

También te puede interesar: Anuncian inauguración del Museo del Faro

Fogatas encendidas estratégicamente en la estructura superior de la pirámide de Tulum, en el Caribe mexicano, hacia el año 1200, fueron las primeras guías que podían ser apreciadas desde altamar por los navegantes mayas y orientar su retorno, por la luz o el humo que emitían.

Faros de México, los guías de altamar, publicado por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, e integrado a la Biblioteca Mexicana del Conocimiento, retoma la historia de este sistema basado en la iluminación que facilita la conexión entre mar y tierra, y lo ilustra con múltiples fotografías.

Uno de los más antiguos es el Faro de San José, ubicado desde 1864 en la torre poniente del ex templo de San José, en San Francisco de Campeche.

De su sistema de iluminación con aceite de coco pasó al petróleo y luego a la linterna metálica con que aún funciona y que en su momento favoreció la navegación y comercio de palo de tinte, madera, sal, miel y pescado.

Faros en el Caribe

En Yucatán, el Faro de Progreso es el más representativo, erigido en 1893 y con 36 metros de altura, es considerado “guía y luz de esperanza”, pues ha resistido los embates de huracanes; opera con un motor francés de bronce del siglo XIX, adaptado para funcionar con electricidad.

Veracruz alberga 14 faros, pero el primero que guió a la navegación hacia costas mexicanas por ese puerto fue el de San Juan de Ulúa, construido en 1804 con 71 metros sobre el nivel del mar y cuya luz intermitente podía apreciarse a 50 kilómetros de distancia, relata el libro.

Son sólo ejemplos de los que se ubican en el Golfo de México y Mar Caribe, y que Faros de México recorre desde el Faro La Carbonera, en las costas de Tamaulipas, bajando por el Golfo de México para rodear la Península de Yucatán y llegar al Faro de Xcalak, en Quintana Roo.

La palabra faro tiene su origen en el griego antiguo “pharos”, que proviene de la Isla de Faro, ahí se fundó la ciudad de Alejandría en el año 331 y se erige el Faro de Alejandría, considerado una de las Siete Maravillas del Mundo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios