Encuentra un cadáver gracias al ladrido de los perros

El pastor Ángel, halló el cuerpo de un indigente que dormía en el área verde que se encuentra atrás de una iglesia cristiana.
|
Alberto "N" acostumbraba a dormir entre la maleza, en compañía de otros indigentes. (Redacción/SIPSE)
Alberto "N" acostumbraba a dormir entre la maleza, en compañía de otros indigentes. (Redacción/SIPSE)

Eric Galindo/SIPSE
CANCÚN. Q. Roo.- El cuerpo sin vida de Alberto "N", de 45 años aproximadamente, fue hallado la mañana de ayer en un área verde atrás de una iglesia cristiana, localizada en la Región 106. Al parecer falleció la madrugada de ayer por broncoaspiración.

El pastor Ángel de Jesús dijo a las autoridades policíacas que los perros empezaron a ladrar hacia la maleza y al inspeccionar la zona encontró el cuerpo del indigente.

Ángel mencionó que terminó de cenar y se acostó a dormir, y es probable que falleciera durante la madrugada. El lugar lo agarraba como dormitorio, junto con otros indigentes.

El personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) tomó conocimiento de los hechos y ordenó el levantamiento del cadáver para que fuera trasladado a las instalaciones del Semefo, para la necropsia de ley. Aunque no encontraron huellas visibles de violencia en el cuerpo de Alberto.