18 de Noviembre de 2018

Opinión QRoo

Hambre panista de buenos candidatos

En las 11 alcaldías la triunfal coalición panista y perredista que respaldó al gobernador...

Compartir en Facebook Hambre panista de buenos candidatosCompartir en Twiiter Hambre panista de buenos candidatos

En las 11 alcaldías la triunfal coalición panista y perredista que respaldó al gobernador Carlos Joaquín González cuenta con una sola figura inofensiva pero muy ofensiva: la panista cozumeleña Perla Tun Pech. En Othón P. Blanco (Chetumal) y Solidaridad estos partidos postularon a dos extraños: Luis Torres Llanes –desprendido del PRI– y Cristina Torres Gómez, muy ligada al poder tricolor desde el período del gobernador Joaquín Hendricks Díaz.

Perla Tun enloqueció en la silla golondrina y sus compañeros de partido la ven con desprecio e incomodidad por su desafiante soberbia que ha derramado su ácido en el gobernador Carlos Joaquín González, padre de aquel sonado triunfo electoral cuyos frutos en sazón  digiere con voracidad un puñado de panistas y perredistas.

El diputado local panista Jesús  Zetina Tejero (“Chucho Panucho”) ha apretado el acelerador en Cozumel, y su partido lo contempla como una opción electoral muy competitiva ante el desplome suicida de Perla, cuyos arrebatos dañarían a su partido si no hay una operación certera para la paz.

En Chetumal el PAN cuenta con tres aspirantes a la alcaldía capitalina: los diputados locales Mayuli Martínez Simón y Fernando Zelaya Espinoza, muy presionados por Mario Rivero Leal, Secretario General del partido. Falta la decisión del alcalde Luis Torres Llanes, quien no ha dejado de ser competitivo y puede decidir entre la reelección o el salto a la diputación federal.

Pero el blanquiazul es un partido con escasez de cuadros altamente competitivos y se ha negado a generar nuevos valores a la altura del desafío, porque el gobernador Carlos Joaquín González los depositó en la cumbre y con todo a su favor para alimentar su poderío, hombro con hombro con el insignificante PRD que contempla con pavor a su hermana morena.

Los más competitivos en la mayor parte de los frentes no son panistas y perredistas, fenómeno que debe incomodar a sus dirigencias estatales porque la señal de arranque para el proceso electoral de 2018 se anuncia en el horizonte.

En el campamento Tricolor les incomoda el tumor Beto Borge, pero los priistas siempre serán competitivos por su tremenda capacidad para aprovechar los errores y excesos de confianza de sus adversarios.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios