16 de Noviembre de 2018

Quintana Roo

Herrería, el oficio que hace del fierro arte (video)

En el taller se fabrican protectores, ventanas, puertas, portones, escaleras, entre otros.

En el taller se hacen diferentes trabajos.
En el taller se hacen diferentes trabajos.
Compartir en Facebook Herrería, el oficio que hace del fierro arte (video)Compartir en Twiiter Herrería, el oficio que hace del fierro arte (video)

Pedro Olive/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La herrería es uno de los oficios que es requerido por la sociedad en general, los expertos en esta ocupación son especialistas en hacer de una varilla de fierro, un protector, ventanas, puertas, portones, escaleras, entre otros accesorios del hogar, dándole un toque artístico.

A diferencia de otros trabajos, este puede aprenderse mediante la guía de un maestro en un taller, o instituciones de capacitación para el trabajo con cursos de dos o tres meses, estos últimos enseñan lo básico con teoría y práctica, mientras que los primeros lo hacen directamente con la práctica.

También te puede interesar: Danny Ramón, un apasionado de la tapicería

Este oficio lo aprende el que quiere y tiene la convicción de hacerlo, no se aprende de la noche a la mañana, aunque hay gente que va a los institutos de capacitación, la mayoría inició por herencia familiar, o pidiendo trabajo como chalán en los talleres de herrería”, comentó Mercedes Hernández de la Cruz, herrero.

Los herreros están preparados para hacer diseños sencillos de estructurar cuadrada o rectangular con barras verticales y horizontales en el centro, o bien complejos que implica desarrollar la creatividad e imaginación para diseñar figuras que ellos mismos moldean.

La materia prima para el desarrollo de este oficio es derivados de fierro y acero con diferentes nombres y medidas, como son los redondos, cuadrados, soleras, ángulos, tubos redondos y cuadrados, barra corrugada, barra T, placas, entre otros.

En el taller se hacen diferentes trabajos.

De los productos derivados de este oficio hay una subdivisión que obedece a la técnica empleada que va desde forjado (también llamado esculpido), soldadura, recalentamiento o acabados, estos son enseñados de manera teórica en los institutos especializados de capacitación, mientras que en los talleres es aprendido conforme las necesidades de los clientes.

Dependiendo del trabo a realizarse, los herreros pueden llevarse desde cuatro horas (en el caso de protecciones sencillas), hasta una semana (portones con refuerzo y dibujos), este tiempo incluye la instalación de las piezas creadas.

En Cancún, el Centro de Capacitación para el Trabajo Industrial (Cecati), es la única instancia que imparte este curso.

“Si pudiera elegir una profesión elegiría ser herrero, es mi pasión”

Han pasado 15 años desde que Mercedes Hernández de la Cruz tuvo su primer contacto con el oficio de herrero como ayudante de carrocero en la empresa Turicun, luego de tres años de experiencia, decidió aventurarse para poner su propio taller.

“Esto lo aprendí por necesidad, pero con el paso del tiempo se convirtió en mi pasión, si haces las cosas bien, buscando la excelencia y calidad, tienes clientes contentos, y al tener clientes así entonces tu cartera de clientes aumenta, si pudiera elegir una profesión elegiría ser herrero otra vez, es mi pasión, es lo que me gusta”, comentó Hernández de la Cruz.

Mercedes tiene cuatro hijos, dos hombres y dos mujeres, los hombres aprendieron el oficio desde la adolescencia; sin embargo, no se dedicaron a eso, “lo aprendieron pero no les gustó, eso no quiere decir que el negocio no sea familiar, porque hay casos en los que los padres heredan el taller a los hijos por generaciones”, agregó el herrero.


        (Video: Pedro Olive)

Al igual que los otros oficios, este tiene temporadas altas y bajas, según la explicación de Mercedes, y es en los inicios de clases o cursos escolares, cuando la demanda del servicio disminuye porque los padres se concentran en la adquisición de los útiles escolares, fuera de ese tiempo son requeridos.

“Como en todos los oficios uno tiene que actualizarse con la creación de diseños, formas, es un oficio rudo, pero al mismo tiempo noble, es rudo porque implica usar herramientas de trabajo fuerte, pero noble en cuanto a la remuneración y el gusto que da a uno cuando están terminados”.

El trabajo que más le ha llevado tiempo fue la creación de estructuras en Isla Mujeres, en donde trabajó durante un mes ininterrumpido, al término del trabajo logró conectarse con más clientes producto de la recomendación de la obra realizada.

“Hoy puedo decir que sí es un oficio, pero también es una empresa porque me ha permitido dar trabajo a dos personas, gracias a Dios hay trabajo y eso nos beneficia todos, los colaboradores y a mi familia con el ingreso”, refirió Mercedes.

Tras el paso del huracán “Wilma” en 2005 no fue requerido de inmediato para trabajos, debido a que la atención se centró en otras actividades de recuperación de espacios, tres o cuatro meses después le llegaron a pedir que haga diferentes trabajos.

Datos de herramientas básicas

-Planta de soldar
-Pulidora
-Taladro
-Compresor
-Martillos
-Guantes
-Lentes
-Careta para soldar
-Botas con casquillos
-Pinzas
-Desarmadores
-Remachadora

Conocimientos básicos

-Albañilería
-Matemáticas (cálculos a la hora de tomar medidas)
-Diseño

Paso a paso para la construcción de un protector

-Tomar las medidas del área donde trabajarán
-Seleccionar el tipo de metal a usarse (fierro o acero)
-Cortar el metal con las medidas
-Unirlas con soldadura para tener el cuadro base
-Colocar los metales restantes o dibujos con soldadura
-Pulir las zonas donde están los puntos de soldadura
-Aplicar la base (pintura)
-Pintarla del color que va a quedar
-Colocarlo en la vivienda

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios