Hoteles de Cancún se unen a la protección de tortugas… incluso el Gran Solaris

Personal hotelero vigila y monitorea el arribo y anidación de los quelonios en sus playas.
|
Alejandro Castro.
Alejandro Castro.

Alejandro Castro

Aunque sus operaciones se encuentran en pausa por la contingencia sanitaria, 12 hoteles de Cancún se sumaron a la vigilancia y monitoreo durante la temporada de anidación de tortugas, misma que concluye en noviembre.

Armando Lara De Nigris, titular de la Secretaría de Ecología y Desarrollo Urbano, sostuvo que los hoteles apoyarán con personal para hacer los rondines de protección y reportes de anidación.

“Todos los hoteles están sin operación pero nos están apoyando con los encargados de las playas y gente de mantenimiento, entre alberqueros, jardineros, etc.”, dijo.

También te puede interesar: Cancún: remodelación de Las Palapas convertirá la Supermanzana 22 en área peatonal

El año pasado fueron 15 los hoteles que se sumaron a estas labores, pero no hubo una reducción tan significativa como en su momento se temía, refirió Lara De Nigris.

Entre las empresas hoteleras que se sumaron a la causa se encuentra la del polémico Gran Solaris en las inmediaciones de Playa Delfines, que aportó personal e infraestructura para el cuidado de los nidos.

La zona de anidación de tortugas marinas en Cancún abarca desde Playa Gaviotas hasta Punta Nizuc; llegando cuatro especies de quelonios: verde, caguama, carey y laúd.

El secretario de Ecología y Desarrollo Urbano explicó que las tortugas comenzaron a llegar desde hace varias semanas, incluso afirmó que se tiene registro de tres ejemplares de la especie laúd, que es poco frecuente en esta zona del Caribe.

Gisela Maldonado Saldaña, del Grupo Tortuguero del Caribe, apunta que para este año, según las tendencias de anidación bianual, se espera un número más bajo de nidos que en 2019, sin embargo podrían observarse variaciones debido a las condiciones actuales de las playas.

La especialista refiere que la poca perturbación que hay en este momento para los quelonios podría incidir positivamente en el número de nidos y huevos que depositan, pues se ha comprobado que entre menos factores que alteren el ambiente natural, las tortugas tienden a acercarse más.

Durante toda la temporada de anidación, personal de la Dirección de Ecología hace trabajos de monitoreo y vigilancia día y noche, pues todos los nidos son colocados en corrales de seguridad para evitar que sean dañados o sustraídos.