20 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Aumenta la cifra de adolescentes embarazadas

Algunas presentan cuadros depresivos al enfrentar el proceso sin apoyo.

Las mujeres de 15 a 19 años tienen doble riesgo de morir por problemas relacionados con el embarazo. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Las mujeres de 15 a 19 años tienen doble riesgo de morir por problemas relacionados con el embarazo. (Tomás Álvarez/SIPSE)
Compartir en Facebook Aumenta la cifra de adolescentes embarazadasCompartir en Twiiter Aumenta la cifra de adolescentes embarazadas

Teresa Pérez/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- Lilia Vargas Saucedo, directora general del Instituto Municipal de la Mujer, dijo que de cada 10 adolescentes de 12 a 18 años que se atiende en el instituto, cuatro están embarazadas.  Lo que significa que en promedio al mes dicha dependencia recibe a 48 adolescentes con embarazo temprano. 

Manifestó que las adolescentes acuden al instituto para orientación jurídica y psicológica acompañadas de su mamá o algún familiar pero hay quienes enfrentan el problema solas sin algún apoyo de sus padres, familiares, amigos o parejas sentimentales, lo cual les hace más difícil el proceso pues están en cuadros depresivos fuertes.  

El Consejo Estatal de Población (Coespo) de Quintana Roo contabiliza a más de 65 mil jóvenes entre 10 y 19 años de Benito Juárez. La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que las mujeres de 15 a 19 años tienen doble riesgo de morir por problemas relacionados con el embarazo que mujeres con mayor edad y en adolescentes de 10 a 14 años la probabilidad de riesgo aumenta hasta cinco veces.

Vargas Saucedo mencionó que las complicaciones más frecuentes en los embarazos de adolescentes que acuden a la dependencia son por infecciones urinarias e infecciones venéreas, lo cual anuncia que están teniendo relaciones sexuales sin protección y esto implica embarazos tempranos y un riesgo muy alto en su salud.

Comentó que los principales factores de riesgo para las adolescentes son la falta de protección que no usen anticonceptivos, el alcoholismo, la drogadicción y un ambiente familiar deteriorado.

La titular dijo que de no aumentar la educación sexual como prevención no se reducirá el problema, pues el que haya docentes poco preparados e instituciones que no ven a la juventud como prioridad, las cifras aumentarán en los próximos años.

Comentó que la depresión en las jóvenes aumenta porque son menores de edad y cuando no tienen el apoyo de su familia, salen a conseguir trabajo y lo único que encuentran son opciones en la clandestinidad, con salarios muy bajos y condiciones laborales precarias.

La titular resaltó que sus cuerpos no están preparados para ser madres y comentó que la institución apoya a las adolescentes que enfrentan embarazos difíciles con el acompañamiento psicológico y la atención médica,  pues su vida también está en riesgo.

El instituto brinda a las adolescentes servicios jurídicos, psicológicos y médicos. “Las chicas presentan problemas emocionales por los embarazos tempranos, la mayoría ocurre en su primer relación sexual pasando de niñas a madres en poco tiempo”, dijo. 

Una de las dificultades es que al estar embarazadas inmediatamente dejan sus estudios principalmente por vergüenza y por el rechazo social. “Se encierran en sus casas y ocultan su embarazo y complican su salud y la del producto”. Vargas Saucedo dijo que el instituto tiene programas para que puedan concluir sus estudios así como cursos de forma gratuita que les ayude a insertarse en el mundo laboral con alguna capacitación.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios