24 de Febrero de 2018

Riviera Maya

Cumple un año de ‘fundada’ la invasión In House

La zona aledaña al fraccionamiento, del mismo nombre, ya tiene habitantes establecidos que cuidad ‘su propiedad’.

La zona invadida conocida como In House cumplió en agosto un año de ocupada. (Israel Leal/SIPSE)
La zona invadida conocida como In House cumplió en agosto un año de ocupada. (Israel Leal/SIPSE)
Compartir en Facebook Cumple un año de ‘fundada’ la invasión In HouseCompartir en Twiiter Cumple un año de ‘fundada’ la invasión In House

Octavio Martínez/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Sentados pacientemente, es como pasan  los días algunas personas que desde hace un año se  han establecido en los predios que rodean al fraccionamiento In House, nombre que muchos han adoptado para llamar al asentamiento irregular que se encuentra invadido de personas con casas hechas de madera, que distinguen a esa zona como de riesgo.

Y es de esta manera como doña Martina ve pasar los días y aunque ella no arribó al lugar cuando se perpetuó la invasión, sí lo hizo su hijo, de quien menciona que él no invadió ningún predio, sino que únicamente compró un terreno que le ofrecieron luego de que el lugar ya se encontraba   ocupado, eso pasó en los días de agosto de 2014.

También te puede interesar: Pobladores amenazan a inspectores ambientales en In House 

La incipiente palapa, su hogar temporal, dice,  es donde vive junto con  su esposo, don Alberto, este último es empleado, mientras que doña Martina es ama de casa, los dos en sus ratos libres cuidan el sitio que se encuentra en el lado norte del  terreno.

“Estamos cuidando de que nadie se meta, desde hace algunos días tenemos nuevos vecinos, a ellos no los conocemos"

“Estamos cuidando de que nadie se meta, desde hace algunos días tenemos nuevos vecinos, a ellos no los conocemos, aunque sí hacemos contacto de cordialidad, por eso ya hemos puesto el alambre (de púas) para delimitar hasta donde llega el terrenos de nosotros”, explica doña Martina.

Al hablar de la delimitación reciente con  otra zona de terrenos, ella se refiere a un nuevo sitio que se invadió apenas  la semana pasada y que es propiedad de un particular nombrado Tecnologías Lodameras S.A. de C. V., según  se dio a conocer al interior de la Dirección General de Ordenamiento Ambiental y Desarrollo Urbano.

La vida en In House

Sin tener un número exacto de cuántas personas hay en la invasión de In House, estos necesariamente necesitan víveres para pasar los días, es por ello que en el lugar se han instalado tiendas que no únicamente ofrecen productos de la canasta básica, sino hasta materiales para la construcción con la que algunos ya pasan de habitar estructuras endebles a contar con casas de  concreto.

Manuel, quien así dijo llamarse, llegó hace casi exactamente  un año a la zona, menciona que es originario de Valladolid, Yucatán, pero ya lleva en la localidad como cinco años, ahora se dedica a administrar una tienda de abarrotes al interior.

“Primero empezamos a vender hielos y refrescos, luego le fuimos metiendo más cosas al local"

“Primero empezamos a vender hielos y refrescos, luego le fuimos metiendo más cosas al local, hasta que ya vendemos todo lo que se puede (…) pues sí, nos va bien, tenemos con qué”, dice Manuel.

Al igual que él, los pobladores  se surten  de energía eléctrica mediante una línea que bajan desde la avenida Juárez en su lado poniente  y la distribuyen a través de una concentración que hacen en distintos puntos, según han informado las fuentes al interior de ese lugar.

El agua, elemento vital

Abastecerse de agua ha sido una tarea que los habitantes han sabido remediar a través de la construcción de pozos que le succionan el líquido  con bombas, este recurso lo ocupan para ciertas actividades y se reservan ocuparlas para consumo ya que ha habido casos de enfermedades en la piel entre algunos miembros de las familias.

Y aunque el representante de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Efraín Alonzo Sansores, descartó por el momento que haya algún brote fuerte, algunos integrantes de esa población han tomado previsiones y ya exigen que la propia empresa Aguakan les instale el abastecimiento de agua potable.

Lo cierto es de que hasta el momento ninguna autoridad se hace responsable de dichas personas en el sustento de que se encuentran en la irregularidad,  pero al interior los habitantes mencionan que ya son muchas las carencias que pasan como la falta de seguridad, higiene, pero principalmente por  la certeza de que algún día será suyas estos predios.

“Ya los abogados trabajan en ponernos como legales, para eso les pagamos, ahora no nos han dicho nada, pero  confiamos que si (…) no nos vamos a ir, estaremos acá hasta no sé cuándo, no nos están corriendo tampoco”, comenta al final doña Martina.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios