18 de Diciembre de 2017

Riviera Maya

Investigadoras descubren corriente marina en Cozumel

Permitirá aumentar la probabilidad de retener las larvas de langosta en el estado.

Compartir en Facebook Investigadoras descubren corriente marina en Cozumel Compartir en Twiiter Investigadoras descubren corriente marina en Cozumel

Claudia Martín/SIPSE
COZUMEL, Q. Roo.- El descubrimiento de una corriente marina al Sur de la Isla de Cozumel, que funge como un giro, aumenta la probabilidad de retener las larvas de langosta en los litorales del estado y abre nuevas líneas de investigación para su mejor aprovechamiento

En conferencia de prensa, los investigadores de El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) en Chetumal, Lourdes Vásquez Yeomans, Laura Carrillo Bribiezca y Eloy Sosa Cordero, presentaron los avances científicos que han logrado a lo largo de 10 años de participar en el Crucero Oceanográfico National Oceanic and Atmospheric Administration (NOAA), que recorre el Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM), que incluye México (Caribe Mexicano) Belice, Guatemala, Hondura y, desde el año pasado, parte de Cuba.

“Uno de los principales hallazgos es que al sur de Cozumel hay una estructura de tipo oceanográfico, al parecer que es permanente y que permite aumentar la probabilidad de retener las larvas de langosta en el estado, se trata de un giro que funciona como obstáculo y beneficia a Quintana Roo, es decir, las larvas de langosta producidas aquí vuelven a entrar a las bahías como Chinchorro y Sian Ka’an”, destacó Sosa Cordero, especialista en pesquería.

También te puede interesar: Capacitan a los funcionarios de casilla de Quintana Roo

Expuso que a partir de estudios de todo el Caribe en 2013, se estimó que solo el 20% y el 30% de las larvas que se producen en el estado se quedaban aquí, pero con la nueva corriente detectada en Cozumel, esa cifra incrementará considerablemente y por ello realizarán los estudios correspondientes.

Por su parte, Carrillo Bribiezca, experta en corrientes marinas, explico que ese pequeño giro o remolino de algún modo estanca el flujo de la corriente que sube en las aguas al sur del Canal de Cozumel y norte de Bahía de la Ascensión con relevancia para la retención de organismos.

“Lo bueno de estos remolinos es que pueden contener un micro-hábitat donde pueden crecer algunas larvas, mantenerse cerca del sitio donde tienen que regresar y no se van junto con las corrientes, lo malo es que cuando tenemos derrames petroleros, esos contaminantes se mantienen en el sitio, por ello es importante conocerlos”

Registro de especies 

Por su parte, Vásquez Yeomans, especialista en larvas de peces indicó que a lo largo de una década de trabajo, están generando una base de datos para definir los sitios de desove de especies de alto valor comercial o la pesca deportiva como son el dorado, el pez vela, marlín entre otros.

“Para estos estudios se utiliza equipo tecnológico que no sólo mide lo que pasa cerca de la superficie, sino en la profundidad y los desplazamientos horizontales y verticales. Medimos conductividad, temperatura, presión, oxígeno suelto, clorofila y ahora las corrientes y masas de agua”.

Las dos investigadoras, Lourdes Vázquez y Laura Carrillo se preparan para abordar el buque de la NOAA, una vez más, para continuar con la recopilación de muestras y a medición de las corrientes para hacer una radiografía de toda la zona.

El viaje dura 14 días en alta mar y a Ecosur le corresponde colectar información de la parte norte noreste de Cuba y del Caribe Mexicano.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios