16 de Diciembre de 2017

Chetumal

Invocan productores quintanarroenses al “dios de la lluvia”

La situación de la sequía ocasiona el retraso de la siembra y cosecha.

La escasez de lluvias provoca que la tierra no esté apta para realizar la siembra en tiempo. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
La escasez de lluvias provoca que la tierra no esté apta para realizar la siembra en tiempo. (Edgardo Rodríguez/SIPSE)
Compartir en Facebook Invocan productores quintanarroenses al “dios de la lluvia” Compartir en Twiiter Invocan productores quintanarroenses al “dios de la lluvia”

 

Edgardo Rodríguez/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- “Creo que los productores de caña de azúcar o más bien de gran parte del sur del estado, deberíamos comenzar a hacer nuestras ofrendas al Dios Chaak, como hacían nuestros antepasados para que comenzarán las lluvias”, fue la expresión del líder cañero Ignacio López Mora, ante la falta de precipitaciones pluviales, que han prevalecido en la zona cañera, esto ha ocasionado que los productores retrasen las siembras que tenían destinadas para esta temporada; debido a la aparente sequía ya se encuentran en riesgo de pérdida de aproximadamente dos mil hectáreas de cultivo.
 
Debido a la falta de lluvias que en esta temporada de cosecha se están presentando en diversas zonas del sur del estado de Quintana Roo, la zona cañera no es la excepción, ya que en las últimas semanas no ha caído la cantidad de agua necesaria para que los productores continúen con la siembra de la caña de azúcar, puesto que para la temporada invernal se comienzan las siembras que se estarían cosechando al final de la zafra, no obstante,como no se han humedecido los suelos, se corre en riesgo de perder la semilla al sembrarla.
 
Por ello el representante de la unión local de productores cañeros afiliados a la Confederación Nacional Campesina (CNC) comentó que necesitan del agua para poder continuar con las siembras y así darle seguimiento al ciclo productivo de la caña, debido a que si estas no se siembran se podría atrasar la cosecha, lo cual implicaría que al final de la zafra quedaran varias toneladas tiradas en el campo.
 
En este sentido dijo que la falta de lluvias se puede deber a los factos climatológicos, no obstante, también recordó que nuestros antepasados mayas solían realizar ciertas ofrendas o danzas hacia el Dios de la lluvia Chaak, con lo cual esperaban que la deidad les trajera las precipitaciones pluviales y así dar inicio a sus siembras, por ello ya consideran recurrir a esa técnicas antiguas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios