19 de Septiembre de 2018

Opinión QRoo

Quintana Roo, referente en prevención de huracanes

El Atlas de Vulnerabilidad Hídrica en México ante el cambio climático...

Compartir en Facebook Quintana Roo, referente en prevención de huracanesCompartir en Twiiter Quintana Roo, referente en prevención de huracanes

El Atlas de Vulnerabilidad Hídrica en México ante el cambio climático reveló en su estudio que Quintana Roo es uno de los estados con “muy alto riesgo” por época de lluvias y ciclones tropicales. En los últimos años nos hemos “salvado” de que un fenómeno de estos impacte nuestras costas tal y como sucedió en su momento con los huracanes Wilma o Dean.

Hace unos días el tremendo Franklin hizo sudar a más de uno con su trayectoria y sobre todo porque con este tipo de fenómenos no se tiene nada asegurado, ya que en cualquier momento pudo convertirse en huracán e impactar seriamente nuestro estado; sin embargo la cultura de prevención que ha adquirido la población a través de los años quedó demostrada en esta ocasión. Las acciones preventivas que llevaron a cabo las autoridades de los tres órdenes de gobierno encabezados en todo momento por el gobernador Carlos Joaquin González rindieron los frutos esperados, al tener a la población informada y sobre todo reportar un saldo blanco.

Hay que recordar que para el presente año se pronostican un total de 27 ciclones tropicales, uno menos que el promedio histórico, y se estima que habrá 16 por el Océano Pacífico, que podrían ser seis tormentas tropicales, cuatro huracanes categorías uno o dos, y seis más de categoría tres o superior. En el Atlántico se pronostican 11 ciclones, siete tormentas tropicales, dos huracanes categoría uno o dos, y dos más nivel tres o superior. Lo cierto es que vivir en este maravilloso paraíso llamado Quintana Roo, pasa facturas cada año con la llegada de la temporada de huracanes, en donde en algunos casos solo es la amenaza y alerta, en cambio en otras desafortunadas situaciones si llegan los meteoros con todo.

Sin embargo, algo que hace aún más grande a esta tierra que muchos hemos adoptado como nuestra es el estar preparados y atentos ante cualquier eventualidad hidrometeorológica para saber qué hacer y cómo actuar. En esta ocasión todas las autoridades gubernamentales se pusieron las pilas. El gobernador está dando muestra y ejemplo de cómo hacer las cosas, la sociedad civil ya también se encuentra preparada, ahora son los funcionarios los que tienen que ponerse el chip de servicio y previsión.

En México, por su ubicación geográfica y clima, estados como Veracruz, Oaxaca, Chiapas, Tabasco, Campeche, Quintana Roo, Yucatán y Baja California son más propensos a registrar fenómenos hidrometeorológicos como huracanes, depresiones tropicales y tormentas. La última medición conjunta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y del Banco Mundial señaló que en el periodo de 1980 a 2014 los huracanes y lluvias intensas provocaron 74 por ciento de las pérdidas económicas globales equivalentes a 2.6 billones de dólares. Los planes que se anuncian en materia de prevención y protección civil son a mediano y largo plazo, cuando eventos de la naturaleza se registran en cualquier momento y las unidades que se encargan de atender estas emergencias carecen de los apoyos más elementales para realizar un buen trabajo.
Lo importante es que en Quintana Roo se siga fomentando la prevención, aun necesitamos un programa de respuesta ante situaciones de emergencia, además de mapas de riesgo actualizados y un plan en el que participen las autoridades civiles, a fin de no depender del Plan DN-III que ejecuta el Ejército en casos de desastre, porque entonces ya sería demasiado tarde. En esta ocasión podemos decir que nuestras autoridades se sacaron un diez en prevención y seguimiento del fenómeno, pero tambien hay que decir que los ciudadanos de nuestra capital y zonas rurales ya tienen arraigada la cultura de saber qué hacer.

La mala nota se la lleva la PROFECO que estuvo ausente en todo momento durante la pasada contingencia, ya que las gasolineras ahora sí hicieron su agosto al negar la venta de gasolina Magna la población obligándola a adquirir el combustible más caro, es decir la Premium; esperemos que los responsables de esta dependencia dejen de dormir en sus laureles y se dediquen a desquitar sus sueldos defendiendo los intereses del pueblo.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios