22 de Abril de 2019

Opinión QRoo

Las campañas y la seguridad

Este lunes inician las campañas electorales con miras a la renovación de las 25 diputaciones locales...

Compartir en Facebook Las campañas y la seguridadCompartir en Twiiter Las campañas y la seguridad

Este lunes inician las campañas electorales con miras a la renovación de las 25 diputaciones locales de Quintana Roo, en un entorno de desconfianza ciudadana con respecto a sus gobiernos y partidos, pero el escenario ni siquiera es nuevo, pues siempre temas como el fracaso de los regímenes estatales y nacionales está presente en las competencias; sin embargo, el tema que nunca como ahora estará presente en la contienda es el de la inseguridad.

Ahora bien, la inseguridad no sólo será bandera política, sino una condición que atender para un mejor desarrollo de las contiendas, no sólo en Quintana Roo, sino en cinco entidades más.

Esta misma semana, en su visita al estado, el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, declaró al escribiente que el tema, sin duda, debe atenderse por parte de las autoridades, pero así como 2018 fue considerado el año más violento en la historia reciente, así fueron en su momento el 2017 o 2016; y aun así la institución ha tenido que organizar comicios y colaborar con las entidades para la realización de las elecciones locales, por ello más que hablar de “focos rojos”, el llamado general es a garantizar las condiciones para ello.

Luego entonces, en materia discursiva habrá que ver quien lanza la primera piedra, pues aunque lo deseable para el elector es la presentación de propuestas, los ejes de los candidatos serán, además del tema señalado, la reprobación de proyectos gubernamentales como el del “cambio” y la “cuarta transformación republicana”, como si uno y otro no fuesen percibidos por la ciudadanía en su amplia dimensión, porque a los votantes queda claro que pendientes en ambos lados hay muchos y los resultados no serán posibles sin la complementariedad de los diferentes niveles de gobierno.

Así, serán pues 45 días de campaña en los que cada uno representará la oportunidad de presentar alternativas viables para la gobernabilidad, serán 45 oportunidades para convencer al elector de que una mejor gestión gubernamental es posible, serán 45 micro etapas en las que los candidatos podrán reconocer que se puede enmendar lo mal hecho y recomponer el entorno quintanarroense; serán, en suma, 45 discursos en los que debiera convencerse con la propuesta y no la diatriba; pero lo más seguro es que se caiga en la descalificación simplona, en el señalamiento de la paja en el ojo ajeno sin ver la viga del propio, pues es más sencillo destruir que ganar construyendo, así se observa desde aquí. A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name