14 de Diciembre de 2018

Opinión QRoo

La cerradísima batalla por la capital

El municipio capitalino de Othón P. Blanco fue desde 1975 y hasta 2016 propiedad del PRI, como una mascota fiel que soportó todo tipo de castigos y excesos de algunos alcaldes...

Compartir en Facebook La cerradísima batalla por la capitalCompartir en Twiiter La cerradísima batalla por la capital

El municipio capitalino de Othón P. Blanco fue desde 1975 y hasta 2016 propiedad del PRI, como una mascota fiel que soportó todo tipo de castigos y excesos de algunos alcaldes, encabezados por Andrés Ruiz Morcillo (2008-2011). El Tricolor fue desalojado por vez primera en la elección de 2016, con el repentino ex priista Luis Torres Llanes como candidato adoptado por PAN y PRD, partidos que escoltaron a Carlos Joaquín González –también desprendido del PRI– en su ofensiva para conquistar la gubernatura.

La capital caribeña será de nuevo campo de batalla en 2018, y las predicciones navegan en la especulación acentuada porque el poderío de los partidos y coaliciones debe ser reforzado por figuras altamente competitivas; lejos aquellos tiempos, cuando el PRI ya tenía alcalde con la simple designación de candidato, ya que panistas y perredistas se conformaban con la cosecha de regidurías plurinominales.

Si Luis Torres Llanes va por la diputación federal –boleto que no es pan comido en estos tiempos de alta competencia–, la coalición PAN-PRD tendrá que enviar a un candidato musculoso porque ya no se repetirá el huracán del cinco de junio de 2016 que lanzó a la cumbre a estos partidos. Carlos Joaquín ya no estará en la boleta, advierten sus adversarios con sed de revancha.

En estas condiciones, Morena y las coaliciones encabezadas por PRI y PAN están muy parejos sin candidato, pero cuando lo tengan se irán alterando los pronósticos, dejando quizá una batalla entre dos.

Por el PAN, Mario Rivero Leal –Secretario General del PAN estatal y candidato a la alcaldía capitalina en 2008– no está dispuesto a ser desplazado de nuevo y pretende disputar la candidatura al límite.

Por Morena, Don Hernán Pastrana Pastrana se ha plantado como un temible retador con tremenda autoridad moral porque fue un presidente municipal ejemplar, con esa honestidad juarista que es un ave en peligro de extinción en nuestro cielo.

Con Luis Alamilla Villanueva el PRI lanzaría una figura fresca y con muy buena imagen, condición obligada para que los Tricolores disputen seriamente la silla que dejaron escapar por sus excesos criminales y por la mala candidatura de Arlet Mólgora Glover, quien recuperó su curul en la Cámara de Diputados donde soporta un señor huracán.

 

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios