11 de Diciembre de 2017

Opinión QRoo

La Héroes y otros elefantes

La brutal desidia de la Secretaría de Infraestructura y Transporte para efectuar las auditorías y denuncias contra ex funcionarios...

Compartir en Facebook La Héroes y otros elefantesCompartir en Twiiter La Héroes y otros elefantes

La brutal desidia de la Secretaría de Infraestructura y Transporte para efectuar las auditorías y denuncias contra ex funcionarios y empresas constructoras que participaron en la fracasada remodelación de la Avenida de los Héroes de esta capital ya tiene enojados a los locatarios y comerciantes del centro, pues lo que recibieron está muy lejos de lo prometido y nada ha cambiado con el nuevo gobierno.

Y es que los casi 120 millones de pesos invertidos para hacer realidad un proyecto de remodelación que pretendía dar nueva vida a la zona comercial del primer cuadro de la ciudad, fueron mal utilizados, pues la obra presentó serias deficiencias desde el principio y nunca fueron arregladas.

Los empresarios del centro sufren con la instalación subterránea de agua y electricidad, que fue realizada de mala manera y ya ha causado más de un susto, esto sin contar la mala calidad de los registros convertidos en trampas mortales para los peatones.

Lo peor del caso es que cuando alzan la voz, solo reciben promesas, pues el titular de la Sintra, Jorge Portilla Manica, solo les dice que las empresas encargadas de hacer ese pésimo trabajo ya fueron denunciadas para hacer valer la “garantía”.

Pero la realidad entierra las promesas, pues a nueve meses de la entrada en funciones del actual gobierno no se han atendido los grandes pendientes de infraestructura en Chetumal.

La Héroes es uno de los más sentidos, ya que día con día miles de capitalinos la recorren y contemplan las evidencias de la corrupción en un proyecto caro, inconcluso y mal hecho, pero no es la única obra con rezagos.

En el boulevard Bahía la megaescultura, rebautizada como Museo del Mestizaje y presumiendo una imagen renovada, sigue cerrada y sin uso a pesar de las reiteradas promesas de su inauguración que debió ser a fines de 2016.

Y es que con todo y las decenas de millones invertidos en darle vida al añejo armatoste, sigue en calidad de elefante blanco, pues no hay recursos para completar el proyecto de museografía en el corto plazo.

Pero si de elefantes blancos y fraudes monumentales hablamos, el mayor de ellos es la unidad deportiva “Chactemal”, obra emblema del “borgismo” que fue dejada en el abandono por una constructora, a pesar de que cobró la mayor parte del dinero destinado a su construcción.

Jorge Portilla prometió la recuperación de ese recurso para continuar con el proyecto, pero al parecer no está entre sus tareas urgentes, porque la zona de la unidad deportiva luce más abandonada que nunca.

Y así, ¿cuándo recuperará Chetumal el brillo prometido?

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios