17 de Diciembre de 2017

Opinión QRoo

La inseguridad, el tema del sexenio

El ejercicio de gobierno supone siempre un desgaste para quienes ejercen el gobierno y, aunque para los rivales políticos...

Compartir en Facebook La inseguridad, el tema del sexenioCompartir en Twiiter La inseguridad, el tema del sexenio

El ejercicio de gobierno supone siempre un desgaste para quienes ejercen el gobierno y, aunque para los rivales políticos esa suele ser una ventaja a la hora de acudir a los procesos electorales, se convierte en una desventaja general cuando los problemas de los que se acusa al de “enfrente” se tienen también en el lado contrario; aunque en ese juego de acusaciones los que salgan perdiendo sean los mismos de siempre: los ciudadanos, pues las problemáticas permanecen intocadas.

Desde el inicio de la actual administración estatal y las municipales, la violencia en Quintana Roo no ha cejado, heredada o apenas desatada, el resultado lamentable es el mismo: los grupos criminales han eliminado casi a un centenar de personas, fundamentalmente en la zona norte de la entidad, concretamente el municipio Benito Juárez, lo que ocasionó una andanada de críticas a los gobiernos de esa zona. El problema radica en que a nivel estatal las instancias encargadas de proveer seguridad a los ciudadanos no lo han hecho mejor.

Y es que, aunque apenas en marzo del presente año, medios nacionales presumían que Quintana Roo era de las entidades turísticas con menores índices de inseguridad, particularmente comparados con la administración anterior y con base en el reporte estadístico del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), apenas un mes después la Encuesta Nacional de Seguridad Pública del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) destacaba que la percepción de inseguridad se había deteriorado significativamente en destinos como Cancún y Acapulco.

Según el reporte, casi el 80 por ciento de los encuestados aseguraron que la inseguridad en la entidad ha empeorado, lo que fue corroborado por empresarios turísticos que, desde entonces, advertían el riesgo que ello implica para la industria turística; pero para los que habitamos la entidad, la principal preocupación es que los actos delictivos no lleguen al entorno propio y eso es lo que parece no importar a nadie, pues apenas hace dos días la capital quintanarroense se estremeció con el secuestro a plena luz del día, de la esposa de un ex secretario de gabinete, pero mientras esto ocurría, el secretario de Seguridad Pública estatal, Rodolfo del Ángel Campos, inauguraba un curso sobre derechos humanos, y el fiscal estatal, Miguel Ángel Pech Cen, simplemente tampoco apareció por ningún lado.

Cuando apenas transcurre el primer año de gobierno para todas las administraciones, la inseguridad muestra la tendencia de ser el tema más importante a atender, mucho más allá de la aplicación de la justicia a los que desfalcaron las arcas públicas, porque el ciudadano común exige se atiendan las problemáticas que le afectan directamente, más allá del discurso oficial que asegura que las cosas están mejorando y el cambio llegando a Quintana Roo. El primer informe de gobierno es el 09 de septiembre, veremos las cifras que se presentan entonces, ojalá que coincidan con lo que se vive día a día en las calles, así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios