15 de Diciembre de 2018

Opinión QRoo

La Sedetur no da una

De los planes y proyectos presumidos por la secretaria de Turismo...

Compartir en Facebook La Sedetur no da unaCompartir en Twiiter La Sedetur no da una

De los planes y proyectos presumidos por la secretaria de Turismo, Marisol Vanegas Pérez, para “detonar” la actividad turística en el olvidado sur de la entidad, ninguno se concretó durante 2017 a pesar de las promesas reiterativas de la funcionaria lanzadas tras recibir duras críticas por su mal desempeño.

Desde que en 2016 tomó el control de la dependencia encargada de estimular el desarrollo del turismo en la entidad, Marisol Vanegas presentó una serie de estrategias para estimular el desarrollo turístico en el sur del estado, de las cuales destacaban dos grandes proyectos: el Museo del Mestizaje (Megaescultura) en Chetumal, y la apertura de la zona arqueológica de Ichkabal en la zona rural de Bacalar.

Ambos proyectos, catalogados como prioritarios y que incluso fueron promocionados en medios nacionales a finales de 2016 y principios de 2017, quedaron en el limbo durante todo el año pasado y su destino sigue siendo incierto.

El Museo del Mestizaje debió ser recibido desde noviembre de 2016, pero por atrasos en su habilitación la descuidada Secretaría de Infraestructura y Transporte (Sintra) pospuso la entrega a la Sedetur hasta bien entrado el 2017, aunque oficialmente no ha sido recibido por ninguna autoridad, según los trabajadores de mantenimiento del elefante blanco de la capital.

En el plan original, la Secretaría de Turismo contaba con una idea general de la museografía para abrir al público la polémica estructura que se ha convertido en un ejemplo de lo que debe ser evitado en la alta burocracia, ya que el manoseo del proyecto ha convertido a la Megaescultura en un tumor que agrede nuestra hermosa bahía de Chetumal.

Pero lo grave ha sido las mentiras declaradas por la propia funcionaria, quien inicialmente aseguró que el Museo sería inaugurado en el 2017, y todavía en octubre pasado –durante su comparecencia ante los diputados locales– reafirmó la falsedad al prometer que si bien aún no sería abierto al público, antes de cerrar el año se realizarían proyecciones (videomapping) sobre su estructura como un atractivo para la capital. Por supuesto, esto tampoco se cumplió.

Y si el Museo del Mestizaje no tiene para cuando ver la luz, la esperada apertura de la zona arqueológica de Ichkabal –otra de las promesas de caramelo de la funcionaria– está peor, pues los ejidatarios que tienen el control sobre las tierras aseguran que no hay avances ni acercamientos con las autoridades gubernamentales. Así las cosas, en Turismo para el sur no hay nada.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios