19 de Septiembre de 2018

Chetumal

Ecosur redescubre larva de mosca sin clasificar en Chetumal

Larva declarada como no clasificada por taxónomos, surge nuevamente años después.

Redescubrimiento de larvas en nidos de hormigas. (Redacción/SIPSE)
Redescubrimiento de larvas en nidos de hormigas. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Ecosur redescubre larva de mosca sin clasificar en ChetumalCompartir en Twiiter Ecosur redescubre larva de mosca sin clasificar en Chetumal

Ángel Castilla/SIPSE
CHETUMAL, Q.Roo.- Científicos de Ecosur, redescubren larvas de mosca cuyo primer hallazgo se hizo hace 93 años, y fue declarada por los expertos en taxonomía como: no clasificada (incertaesedis) al no existir muchos datos de la especie Nothomicrodonaztecarum.

La mosca fue descrita por el mirmecólogo William Morton Wheeler, basándose en larvas encontradas dentro de los nidos de la hormiga Aztecatrigona en Panamá, la cual construye nidos de cartón en los árboles.

También te puede interesarInician campañas de prevención y combate contra plagas

El hallazgo de la larva fue hecho por Gabriela Pérez Lachaud y Jean Paul Lachaud, ambos investigadores en El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur) Chetumal, en el estado de Bahía, en Brasil.

Gabriela Pérez Lachaud investigadora en El Colegio de la Frontera Sur. (Redacción/SIPSE)

Gabriela Pérez Lachaud, expresó que debido a su extraña apariencia, las larvas de moscas de la subfamilia Microdontinae  (Diptera: Syrphidae) han sido erróneamente identificadas como moluscos, estos insectos mirmecófilos, son asociados a los nidos y colonias de hormigas en las cuales están integrados y éstas no las agreden, a pesar de que la mayoría de las especies de mosca, son depredadoras de la cría de las hormigas.

Dijo que la característica más distintiva de la larva Nothomicrodon es su forma de pera con abdomen extremadamente ancho, liso y al parecer inflexible, que contrasta con una extremadamente estrecha, cónica, tórax flexible y retráctil. Agregó, que por su cutícula dura, parecida al cuero, y la posibilidad de retracción del pseudocefalo y del tórax, las cuales parecen ser adaptaciones para vivir en las paredes de cartón muy duro y cóncavo del nido anfitrión y proporcionar protección contra las hormigas obreras agresivas.

La investigadora, señaló que las muestras fueron recolectados en el estado de Bahía, en Brasil, en 2012 y 2015, y fueron examinados bajo un estéreo microscopio Nikon SMZ745T y disecados si estaban parasitados. El ADN se extrajo de un pequeño trozo de tejido, una muestra de 0.5 a 1.0 milímetros.

Jean Paul Lachaud, agregó que el parasitismo de Northomicrodon puede ejercer altos costos de acondicionamiento físico en una colonia huésped.

Jean Paul Lachaud investigador en El Colegio de la Frontera Sur. (Redacción/SIPSE)

“Nuestro descubrimiento añade un caso más al creciente número de taxones fóricos que se sabe que parasitan las larvas de las hormigas y sugiere que muchas otras quedan por descubrir, nuestros hallazgos y la revisión bibliográfica confirman que el Phoridae es el único taxón conocido que parasita tanto a los adultos como a las etapas inmaduras de diferentes castas de hormigas, amenazando así a las hormigas en todos los frentes”, afirmó.

Aunque el equipo de investigadores no ha obtenido los adultos de la larva, estudios morfológicos y de biología molecular permitieron descubrir que no pertenecen a la familia Syrphidae, sino a la familia Phoridae (ofóridos), que son conocidos como moscas decapitadoras de hormigas.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios