19 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

Los ministros olvidan poner el ejemplo fuera de la iglesia

Sin caer en el "acoso espiritual" el cura Pablo Pérez Guajardo exhorta a involucrarse en la actividad social.

El cura Pablo Pérez Guajardo lamenta falta de compromiso en acciones sociales. (Daniel Pacheco/SIPSE)
El cura Pablo Pérez Guajardo lamenta falta de compromiso en acciones sociales. (Daniel Pacheco/SIPSE)
Compartir en Facebook Los ministros olvidan poner el ejemplo fuera de la iglesiaCompartir en Twiiter Los ministros olvidan poner el ejemplo fuera de la iglesia

Daniel Pacheco/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.-  Ya finalizado el período de la llamada Semana Mayor, el sacerdote católico Pablo Pérez Guajardo dice lamentar que a pesar de la presencia de numerosas iglesias, templos y centros religiosos en Playa del Carmen, esto no se ve reflejado en una mejoría de la situación social de las colonias populares, lugares en donde la violencia intrafamiliar, delincuencia común, alcoholismo y descuido de los menores, son situaciones recurrentes

A juicio del ministro apostólico romano, en gran medida esto es por la falta de compromiso social de quienes encabezan dichos cultos. De acuerdo a la dirección de Asuntos Religiosos de Solidaridad por lo menos son 168 las iglesias registradas en el padrón municipal, de las cuales 7 son católicas y el resto estaría dividido entre protestantes, evangelistas, mormonas, adventista y más.

Señaló también que el respeto a las celebraciones religiosas como la misma Semana Santa han ido perdiéndose, principalmente en una ciudad turística como Playa del Carmen en donde las jornadas y días de trabajo de los empleados son largas y cansadas.

La fe no sale de la iglesia

Acusa además que tanto pastores como muchos sacerdotes han permitido que se diluya poco a poco la fe y que también vaya disminuyendo el numero de feligreses pues no hacen su trabajo como una forma de vida, sino solo ministran sus religiones al interior de las congregaciones en fechas y horarios limitados, sin inmiscuirse en la vida social cotidiana de los creyentes.

Sin embargo el sacerdote aclaró que también es importante el no caer tampoco en el “acoso espiritual”, ese que en reiteradas ocasiones termina por alejar a las personas de las religiones y de Dios debido a la incómoda insistencia con que muchas ocasiones llegan tanto los cristianos evangélicos y los católicos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios