18 de Enero de 2018

Quintana Roo

Conoce al mascarero de Cancún, un oficio poco común (video)

Se trasladó hasta este destino turístico para traer la producción de estos ejemplares a los aficionados.

“Leyenda Azteca” es un luchador que se dedica a producir máscaras. (Sergio Orozco/SIPSE)
“Leyenda Azteca” es un luchador que se dedica a producir máscaras. (Sergio Orozco/SIPSE)
Compartir en Facebook Conoce al mascarero de Cancún, un oficio poco común (video)Compartir en Twiiter Conoce al mascarero de Cancún, un oficio poco común (video)

Pedro Olive/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- “Yo nací con la lucha y me voy a morir con la lucha, y las máscaras”: "Leyenda Azteca".

El mascarero es un oficio poco común en Cancún, que es practicado por “Leyenda Azteca”, un luchador que pertenece al reducido grupo de tres personas en la ciudad que realizan estos ejemplares, esta labor está ligada a la lucha libre, uno de los deportes-espectáculos más importantes en México, por debajo del fútbol.

Entre los años 70´s y 90´s, los únicos mascareros del país estaban en la Ciudad de México y Jalisco, los luchadores debían trasladarse hasta esas ciudades por un ejemplar, para aprovechar el viaje y no regresar en tiempos reducidos, los gladiadores pedían de cuatro a seis para no regresar en varios meses.

También te puede interesar: Peligran cabelleras y máscaras en el pancracio de Chetumal

Fue en los primeros años del siglo 21, cuando “Leyenda Azteca” se trasladó hasta este destino turístico para traer la producción de estos ejemplares a la ciudad, sin imaginarse la alta respuesta que tendría en los años siguientes, logrando consolidarse en el sureste, a nivel nacional e internacional.

“No es un oficio en el que te enseñen a cortar, costurar, diseñar, la mayoría de los mascareros son celosos de su trabajo, y es como una receta secreta que no se revela, es algo que se trae, no hay como un manual, las máscaras son exactas, cada cabeza es un modelo, un tamaño y una medida”, refirió el gladiador “Leyenda Azteca”.

Dependiendo del modelo y diseños, una máscara puede estar lista hasta en un día, siempre y cuando el mascarero se dedique exclusivamente a trabajar en ella, la “bolsa” o máscara es lo más sencillo, y puede estar hasta en 40 minutos, lo que lleva tiempo es el detallado del diseño, hay que revisar cada puntada, corte, simetría, comentó el gladiador.

En diferentes tiendas departamentales es posible encontrar ejemplares comerciales, que muchas veces no se ajustan al rostro del comprador, esto obedece que son hechos con “medidas o dimensiones”, generales, y no exclusivas de cada persona.

La “indumentaria”, o herramientas básicas de los luchadores son una máquina de coser, hilo, reglas, tijeras, y mucha creatividad.

“Yo nací con la lucha y me voy a morir con la lucha, y en las máscaras, si la van a hacer y vender (la máscara), no transen a la gente, hay que hacer las cosas bien, no pidan dinero adelantado, hay que ser derecho en esto, la lucha libre es lo más hermoso que conocí y hacer una máscara es un privilegio”, concluyó.

¿Quién es Leyenda Azteca?

Alfonso López, conocido como “Leyenda Azteca”, fue un luchador contemporáneo de Súper Muñeco, que debutó en el arte del pancracio en los años 70´s, con ese personaje, campeón estatal en Puebla, y ahora uno de los tres mascareros en Cancún.

Inició en la lucha libre con este personaje, luego de ser bautizado por otro gladiador de los 70´s, como todo joven, después de un par de años, intentó cambiarse de personaje al de “Tritón”, como un tributo a “Ultramán”, una de las estrellas en esa época, sin embargo, no estando contento como solitario, buscó aliarse, usando un tercer personaje en dúo, “Alfa y Omega”.

“Mi acompañante era “Omega” (él por alto), y yo “Alfa” (por bajo), nos fue bien, pero después de un tiempo, como mi compañero era alto, siempre me lo zarandeaban, deshicimos la sociedad en buenos términos, y terminé regresando a Leyenda Azteca, entendí que ese era mi personaje, me sentía tan bien con ese equipo e indumentaria”, comentó el ex-gladiador.

Entre los años 70´s y 80´s, recorrió gran parte del país, en una oportunidad, qué no buscó, consiguió una Visa, y se fue a Estados Unidos donde vivió aproximadamente 17 años

“Aprendí a hablar Little be english, y fue allá donde inicié con la inquietud de hacer mi máscara, trabajaba medio día, y el resto lo tenía libre, como no podía quedarme sin hacer nada, no me gusta y me desespero, fui a un lugar y me encontré una tela brillosa, la vi, y se me vino la idea de hacer mi máscara”, explicó Alfonso López.

En sus inicios nada fue fácil, no sabía costurar, no tenía herramientas ni equipo, únicamente el vago recuerdo del diseño de la máscara, pese a las limitante inició con los primeros cortes hasta que tuvo la primera forma que rodea la cara, sin cubrir la parte alta de la cabeza.

El proceso para lograr un diseño apegado a lo que buscaba, duró varias semanas, una vez que logró armar la “bolsa”, el siguiente reto fue colocar el diseño, con limitantes de tela, la gran incógnita era: ¿dónde iba a encontrar charol o cosas que brillen?

La comunidad de California donde vivía, realizaba cada sábado ventas de garaje, y ahí aprovechó para encontrar bolsas que dejaban las mujeres de color, con la característica particular “muy brillosas”.

Al igual que para crear la bolsa, las compras no fueron de un día para otro, pasaron semanas hasta que juntó las suficientes, les quitaba todo lo que tenía de alambre, las abría y cortaba para darle forma al diseño, sin saber coser, el último recurso era adherirlas con pegamento. “Obviamente no quedó perfecto, los cortes mal, los ojos mal, pero me quedó la satisfacción de comenzar a diseñar mi máscara.

A mediados de los 90´s regresó a México, puso un negocio, y después de un tiempo, al igual que en Estados Unidos, no tenía mucho que hacer, y retomó la creación de la máscara, con más forma y con una amplia gama de materiales que en el país vecino no tenía.

“El diario hacer las cosas, es como encuentras la perfección, después de un tiempo fui cortando y sacando moldes, rescatando de la cabeza cada parte, cara, ojos, de cada centímetro de corte que estaba mal servía para mejorar”, comentó Alfonso López.

Después de la prueba y error, la satisfacción llegó, diseñó su máscara, y ahora ha hecho más de mil 500 máscaras distribuidas en México, Estados Unidos y Brasil.

Máscaras de personajes realizados

Lizmark, Blue Demon, El Santo, Dr Wagner, Rayo de Jalisco, Parka, Máscara Sagrada, Octagón, Mil Máscaras, Los Villanos, Cibernético, Los Brazos, Universo 2000, Fishman, Canek, entre otras.

Máscaras realizadas para personajes

Súper Muñeco, Súper Ratón, Súper Pinocho, el difunto Villano I.

Tipos de tela

*Terlenka: era un material bastante duro, las máscaras eran a la medida.
*Vinil fantasía
*Licras:
-Puntini
-Metálica
-Japonesa
-Satinada
-Nacional
-Tornasol
-Camuflada
-Ahulada
-Peil
*Bandón
*Dublín
*Acrilán
*Gelato
*Crepé
*Raso
-Elástico
-Satinado
*Jersey
*Charol
*Entre otras

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios