14 de Noviembre de 2018

Cancún

Más de dos mil voluntarios se unieron a la limpieza de playas

Recolectaron más de un millón de colillas de cigarro de las playas.

Contaron con la participación de más de dos mil voluntarios. (Paola Chiomante/ SIPSE)
Contaron con la participación de más de dos mil voluntarios. (Paola Chiomante/ SIPSE)
Compartir en Facebook Más de dos mil voluntarios se unieron a la limpieza de playasCompartir en Twiiter Más de dos mil voluntarios se unieron a la limpieza de playas

Fernanda Duque/ SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- En un año, Verde Halago, empresa mexicana ha recolectado más de un millón de colillas de cigarro que fueron extraídas de las playas locales para hacer macetas.

De acuerdo con Araceli Ramírez López, representante de la organización Ocean Conservancy, las colillas son el residuo número uno que se encuentran en los arenales; durante la Limpieza Internacional de Playas 2018, realizada ayer, contaron con la participación de más de dos mil voluntarios que lograron recuperar dichos restos.

También te puede interesar:  Hoteles de Cancún, ya listos para la temporada de huracanes

La organización tardará unos días en obtener los resultados completos de esta jornada. Por su parte, Eduardo Valencia Soto, embajador de Verde Halago, mencionó que este tipo de desperdicio es el más común, tomando en cuenta que en México hay 13 millones de fumadores.

Ante esta problemática, la empresa decidió acelerar el proceso de desintegración a máximo dos años...

“Uno de nuestros mensajes que damos es que, la playa no es cenicero, no tires tu colilla en las calles, no la tires en la playa”, explicó el representante de la compañía, quien mencionó que el problema radica en la poca conciencia que existe sobre el daño que este pequeño objeto puede ocasionar.

Valencia Soto explicó que una sola colilla puede llegar a contaminar 50 litros de agua dulce, y ocho litros de agua salada, mientras que el tiempo de degradación de las mismas oscila entre los ocho y 10 años. “La cifras que nos comparte Ocean Conservancy señalan que la colilla de cigarro es el residuo número uno en encontrarse en las playas, en 2015, 2016 y 2017 este no ha bajado en su escala desgraciadamente”, detalló.

Ante esta problemática, la empresa decidió acelerar el proceso de desintegración a máximo dos años, al mezclarlo con papel reciclado y aserrín para hacer macetas biodegradables con un costo de 100 pesos.

“Cada tres meses en Cancún y Playa del Carmen tenemos un evento que se llama ‘Colillatón’, en el que invitamos a las empresas y hoteles a que nos traigan sus colillas, porque el hotelero también tiene que concientizar al turista que no debe tirar las colillas, entonces si por ahí empezamos, creo que vamos a llegar a un buen lugar”, opinó Valencia Soto.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios