25 de Agosto de 2019

Cancún

Llueven quejas contra inmobiliarias y constructoras

La Profeco tiene conocimiento de 99 denuncias por más $113 millones.

El comprador de vivienda tiene derecho a garantía de cinco años en falla estructural; tres en caso de mala impermeabilización, y para los demás elementos, la mínima es de un año. (Paola Chiomante)
El comprador de vivienda tiene derecho a garantía de cinco años en falla estructural; tres en caso de mala impermeabilización, y para los demás elementos, la mínima es de un año. (Paola Chiomante)
Compartir en Facebook Llueven quejas contra inmobiliarias y constructorasCompartir en Twiiter Llueven quejas contra inmobiliarias y constructoras

Stephani Blanco/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) recibió durante 2018 y en lo que va del año 99 quejas contra inmobiliarias y empresas constructoras, a quienes los usuarios reclaman más de 113 millones de pesos.

De acuerdo con la Profeco las quejas en su mayoría son por la negativa de la entrega del bien, no hacer efectiva la garantía o la devolución de depósito.

El año pasado fueron 88, recuperando un monto a favor del consumidor de 56 millones 979 mil 645 pesos,  de los  105 millones 531 mil 721 pesos reclamados, mientras que en 2019, la dependencia federal ya contabiliza 11 quejas con un monto reclamado de los ocho millones 164 mil 09 pesos.

También te puede interesar: Inmobiliaria defrauda a familias de zona residencial

En 2018, el top cinco fue encabezada por el consorcio ARA, con 23 quejas, la constructora Riviera House con siete denuncias, Constructora del Maule y Promotora Reside, con cinco cada una. 

Para este año, Citivas Viviendas, tiene un registro de tres y Ara otras tres, que son las inmobiliarias con un mayor número de inconformidades reportadas.

De acuerdo con la  Profeco, el comprador de una vivienda tiene derecho a una garantía de cinco años en caso de una falla estructural; tres si existe una mala impermeabilización y para los demás elementos, la garantía mínima será de un año, lo anterior, a partir de la entrega física del bien.

“Si persisten los defectos o fallas el proveedor deberá corregirlas de inmediato. Si fueron fallas leves te deberá otorgar una bonificación del cinco por ciento sobre el valor de la misma. Pero en caso de que el inmueble no pueda ser reparado, el mismo debe ser sustituido y el proveedor asumir los gastos”, informó la dependencia federal.

Su recomendación es que el  comprador identifique el contrato de adhesión registrado ante Profeco y antes de firmar prestar atención en las penas convencionales que deben ser para ambas partes, las garantías y los gastos no reembolsables.

De igual  manera, debe conocer las características del inmueble: extensión del terreno, superficie construida, estructura, instalaciones, acabados, accesorios, lugar de estacionamiento, áreas de uso común, servicios con que cuenta y estado físico general del inmueble.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name