26 de Mayo de 2018

Quintana Roo

Lluvias sepultan producción de soya en Quintana Roo

Este año se cultivaron tres mil hectáreas en la entidad, de las cuales el 83 por ciento se perdió.

Una tonelada de soya tiene un precio que oscila entre los 600 y los 800 pesos. (Archivo/SIPSE)
Una tonelada de soya tiene un precio que oscila entre los 600 y los 800 pesos. (Archivo/SIPSE)
Compartir en Facebook Lluvias sepultan producción de soya en Quintana RooCompartir en Twiiter Lluvias sepultan producción de soya en Quintana Roo

Benjamín Pat/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Un total de dos mil 500 hectáreas de soya se perdieron en el estado, a causa de las intensas lluvias que se registraron en su momento, afectando con ello a un promedio de 120 productores, que están en espera de que la aseguradora que contrataron libere la indemnización correspondiente.

De acuerdo, con la Secretaría de Desarrollo Rural (Sedaru), la producción que se dejó de cosechar por esta situación, es de un promedio de siete mil 500 toneladas, tomando en cuenta un estimado de tres toneladas por hectárea.

“En el caso de la soya se perdieron alrededor de dos mil 500 hectáreas, debido al exceso de humedad, sin embargo, ello tienen seguros contratados y están en ese proceso, pero ahí no debe haber mayor problema. Cada uno está viendo la liberación de los pagos”, afirmó el subsecretario de Agricultura de la Sedaru, Germán Parra López

En el estado de Quintana Roo el cultivo de soya para este año fue de tres mil hectáreas, de las cuales el 83 por ciento se perdió. La totalidad de la producción estaba destinada para su comercialización en el vecino estado de Yucatán.

Los cultivos se encuentran en los municipios de Othón P. Blanco y Bacalar, con un padrón de 120 productores, quiénes únicamente lograron concretar el 17 por ciento de la producción estimada, cuyo precio oscila entre los 600 y los 800 pesos tonelada.

En cuanto, a cultivos de maíz y frijol, Parra López afirmó que las afectaciones son mínimas, ya que la temporada de cosecha ya concluyó.

En tanto, el presidente de la Unión Campesina Democrática (UCD), Federico Hernández Amador, afirmó que en el caso de la zona de Nicolás Bravo en el municipio de Othón P. Blanco, resultaron afectadas alrededor de 200 hectáreas de cultivos, en su mayoría de sorgo.

“En el caso de Nicolás Bravo las perdidas no fueron de manera total en la producción, sino de un porcentaje de la producción. En el caso del sorgo pues no hay seguro, entonces no estamos exigiendo el pago de alguna indemnización”, abundó. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios