21 de Abril de 2018

Chetumal

'Earl' beneficia cultivo de la vara dulce

Esperaban precipitaciones desde el pasado mes de junio.

Las lluvias  serán beneficiosas para el cultivo de la caña. (Edgardo Rodríguez/ SIPSE)
Las lluvias serán beneficiosas para el cultivo de la caña. (Edgardo Rodríguez/ SIPSE)
Compartir en Facebook 'Earl' beneficia cultivo de la vara dulce Compartir en Twiiter 'Earl' beneficia cultivo de la vara dulce

Edgardo Rodríguez/ SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Las lluvias que generó el fenómeno natural “Earl” serán beneficiosas para el cultivo de la caña de azúcar, según reportaron los productores de la vara dulce ya que esperaban precipitaciones desde el pasado mes de junio, no obstante, estás se habían retrasado y las plantas necesitaban de agua para poder desarrollarse.

Gabriel Rivas Canul, ex presidente de la Asociación de Productores Cañeros A.C., detalló que lejos de perjudicar, las lluvias que trajo consigo “Earl” abonarán a la actividad cañera y ganadera, pues debido a que las precipitaciones fueron de más de 60 milímetros, dicha humedad ayudará a que el cultivo se encuentre listo para ser cosechado durante la zafra 2016-2017.

También te puede interesar: Piden lluvia a los dioses y se acerca un huracán 

“Las lluvias que se han registrado durante las últimas horas, lejos de afectarnos nos están beneficiando dado que se presentan en el momento justo en el que la caña requiere de la humedad para crecer, por lo que esperamos que las plantas obtengan el agua necesaria para continuar con su desarrollo y estén listas para la cosecha del ciclo 2016-2017” expresó.

Comentó que a diferencia del año pasado cuando durante las mismas fechas no se habían presentado lluvias en casi dos meses, para este ciclo el agua ha sido la necesaria para que el cultivo no padezca por el vital líquido y con ello esperan que el rendimiento sea superior al registrado durante el ciclo 2015-2016 que recién concluyó en junio pasado.

La fuerza de los vientos

Rivas Canul reconoció que la mayor preocupación de los productores eran la fuerza de los vientos, pues si bien se esperaban precipitaciones de aproximadamente 150 milímetros, los vientos serían superiores a los 80 kilómetros por hora, lo cual hubiera afectado las plantas y posiblemente se hubiera perdido parte del cultivo.

No obstante, dijo que de acuerdo al promedio que arrojaron las 14 estaciones meteorológicas ubicas en la zona cañera, la lluvia promedio de la noche y madrugada de este jueves arrojó un volumen de 60 milímetros de agua, lo cual es un nivel óptimo y no representa ningún riesgo de inundación para las parcelas de la vara dulce. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios