18 de Noviembre de 2019

Deportes

Así fue la primera función de Lucha Libre en Chetumal

Se realizó un domingo de 1967 y la protagonizaron Blue Demon y el Cavernario Galindo.

Sombra Azul, pionero de este deporte en Chetumal, cuenta cómo fue la primera función de Lucha Libre en la capital de Quintana Roo. (Miguel Maldonado/SIPSE)
Sombra Azul, pionero de este deporte en Chetumal, cuenta cómo fue la primera función de Lucha Libre en la capital de Quintana Roo. (Miguel Maldonado/SIPSE)
Compartir en Facebook Así fue la primera función de Lucha Libre en ChetumalCompartir en Twiiter Así fue la primera función de Lucha Libre en Chetumal

Miguel Maldonado/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Grandes funciones protagonizadas por las leyendas como el Santo, Blue Demon, Cavernario Galindo y René Guajardo, a finales de la década de los años 60, marcaron la llegada de la Lucha Libre en Chetumal, que ha tenido a grandes exponentes a lo largo de los años y que se ha ganado el público durante generaciones.

Sombra Azul, pionero de este deporte en la ciudad y creador de una de las dinastías más importantes y conocidas en los cuadriláteros del sureste mexicano, cuenta en exclusiva para Novedades Chetumal, los orígenes de la Lucha Libre en el sur de Quintana Roo.

“La primera función de Lucha Libre que se presentó en Chetumal fue en el año de 1967, un domingo por la tarde, fue protagonizada por Blue Demon y el Cavernario Galindo, además de la participación de luchadores que veníamos de la ciudad de Mérida. Esto pasó en la antigua Terraza Peraza, que era una Arena que se ubicaba en los cruzamientos de las calles Ignacio Zaragoza y 5 de Mayo, en el centro de Chetumal”, asegura.

(Miguel Maldonado/SIPSE)

Don Ismael Peraza, propietario de la terraza Peraza, organizaba diferentes eventos en este lugar, entre ellos bailes, funciones de box y a partir del año 1967, también funciones de Lucha Libre.

Pero el demonio azul y el Cavernario Galindo no fueron las únicas leyendas que llegaron a Chetumal en aquella época, pues según comenta Don José Luis Narváez, a ellos le siguieron gladiadores inmortales como el Santo, el Enmascarado de Plata, Mil Máscaras, el Solitario, el Enfermero, René Guajardo, entre muchos otros más.

También te puede interesar: Espectacular cartel de lucha libre en Chetumal

(Miguel Maldonado/SIPSE)

A raíz de la llegada de estas grandes figuras, que se encontraban en su apogeo, Sombra Azul se asentó en Chetumal y algunos jóvenes comenzaron a mostrar interés en aprender los trucos de este popular deporte, que tomaba gran auge en todo el país y el sureste no fue la excepción.

“De los primeros luchadores a los que yo les enseñé eran los Chaacmoles, Torbellino Pastrana, el Negro Pastrana, el Veneno Negro, por mencionarte algunos”.

Otra de las sedes de la Lucha Libre, después de la Terraza Peraza, fue el Palacio de los Deportes, “Erick Paolo” Martínez, aunque esto sólo ocurrió por algún tiempo, pues después se tuvieron que mudar a otras sedes ante el retiro de apoyo.

(Miguel Maldonado/SIPSE)

Los cuadriláteros eran creados por ellos mismos a base de troncos de madera, los cuales eran recolectados por los propios luchadores en las diferentes zonas de monte de los alrededores de la ciudad.

Hoy, a más de medio siglo de la llegada de la Lucha Libre a la ciudad de Chetumal, Sombra Azul recuerda aquellos años y añora que algún día este deporte sea valorado y se le dé la importancia de otras disciplinas, pues asegura que tiene la misma importancia que cualquier otro deporte.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name