26 de Septiembre de 2018

Cancún

Mi niña para mí es normal: mamá de Pamela

La madre de familia reconoce que fue difícil aceptar que su hija tiene parálisis cerebral.

Tania Polanco es mamá de Pamela, quien nació con parálisis cerebral. (Luis Soto/SIPSE)
Tania Polanco es mamá de Pamela, quien nació con parálisis cerebral. (Luis Soto/SIPSE)
Compartir en Facebook Mi niña para mí es normal: mamá de PamelaCompartir en Twiiter Mi niña para mí es normal: mamá de Pamela

Rubi Velázquez/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- “Esta es mi familia, es un regalo hermoso que me dio la vida y no pido más, esta es perfecta”, dice Tania Polanco, madre de Pamela, de cuatro años y diagnosticada con parálisis cerebral.

La llegada de la menor ha traído a su familia una unidad que no existía y en conjunto han sabido afrontar los retos que les ha puesto la vida y salido victoriosos de ellos.

Para la mujer no ha sido fácil aceptar el que su hija naciera con una discapacidad, sin embargo con el paso del tiempo ha constatado que “las cosas pasan por algo y que Dios manda a ángeles como Pamela para llenar de bendiciones a familias como la nuestra”.

También te puede interesar: Rechazan disculpas de Marisol Alamilla y exigen su renuncia

Asegura sentirse afortunada de que la vida la eligiera como madre de Pamela y aunque al principio le costó asimilarlo y se preguntó el porqué de la parálisis cerebral de su hija, hoy en día sabe un hijo es una bendición de Dios, cualquiera que sea su condición.

“Ahora la veo y sé que es lo mas importante en mi vida”, a pesar de que considera inevitable añorar cosas que por el momento no están a su alcance, como el hecho de que la niña le diga mamá o cuánto la ama, y ha aprendido a entender el lenguaje no verbal de Pamela, en donde le externa con una mirada y una sonrisa todo su amor.

“Mi niña para mí es normal, ella juega, ríe, hace berrinche, llora, y yo le doy todo lo que a un niño normal le da su madre”, por ello, la mujer considera que no tendrían por que existir distinciones entre personas regulares o con discapacidad y menos discriminación algún sector.

La familia Polanco está conciente de que le queda mucho camino por recorrer tanto en inclusión como rehabilitación, desarrollo de habilidades y adquisición de conocimientos para su hija, pero esto no desanima a ninguno de sus integrantes, al contrario, los anima a informarse sobre los derechos de las personas con discapacidad, para que todos sean respetados en Pamela y le garanticen una vida feliz y rodeada de inclusión.

“Si pudiera elegir un deseo, no cambiaría nada de lo vivido hasta ahora, sólo pediría tener salud de aquí en adelante para toda la familia, porque teniendo salud, todo lo demás viene solo”, concluye.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios