17 de Diciembre de 2017

Riviera Maya

Maestra de primaria continúa dando clases en el estacionamiento

Los alumnos de la profesora mencionan que han sido amenazados con llevárselos al DIF.

Existe la posibilidad de que los alumnos sean dados de baja tras acumular faltas después de un mes. (Daniel Pacheco/SIPSE)
Existe la posibilidad de que los alumnos sean dados de baja tras acumular faltas después de un mes. (Daniel Pacheco/SIPSE)
Compartir en Facebook Maestra de primaria continúa dando clases en el estacionamiento Compartir en Twiiter Maestra de primaria continúa dando clases en el estacionamiento

Daniel Pacheco/SIPSE
PLAYA DEL CARMEN, Q. Roo.- Por tercer día laboral consecutivo niños, madres y maestra inconforme mantienen protesta dando clases en la zona de estacionamiento de la escuela primaria Eduardo Pliego León, ubicada sobre la avenida 38 con avenida 40.

Esta manifestación inició desde el pasado jueves 7 de abril con un grupo de casi 30 estudiantes del 5 grado del grupo ‘C’, quienes informaron que han disminuido en cantidad ya este lunes por temor a las amenazas que les hicieran autoridades escolares directamente a los menores que han apoyado a la profesora Elsy Gadalupe Chi Cauich, quien es parte de los 29 maestros dados de baja en Quintana Roo por no presentarse a la evaluación docente.

“Lo que quiero decir yo y mis compañeros, es que dejen que la maestra pase a darnos clases al salón, como corresponde y que los del gobierno no nos amenacen con que nos van a reprobar el año o a mandar quien sabe a dónde”, dijo el niño D. quien estudia en dicho grupo. 

“La maestra está luchando por no perder su plaza de 16 años. Que nos dejen terminar el ciclo con la maestra Elsy, hace unos días nos amenazaron con suspensión o expulsión con la supervisora que también nos amenazó diciendo que nos mandarían al DIF a los niños que no estuvieran sus papás, dijeron muchas mentiras cuando vinieron” recalcó la niña L. junto a sus compañeros.

También te puede interesar: Expertos en primeros auxilios dan curso a bomberos

Los niños y madres de familia acusaron que la supervisora de zona Analuz Novelo, buscó amedrentar directamente a los menores de edad con el objetivo de que entraran a tomar clase al salón correspondiente con el maestro sustituto.

En contraparte familiares de estudiantes del mismo grupo, pero que están dentro de la primaria, aseguraron que los niños están recibiendo clases en el salón con el maestro sustituto y señalaron que al momento de examinar y asentar calificación los de la calle que están con la maestra tendrán problemas.

“Yo ahí veo una irresponsabilidad de la maestra. Mi nieto está en el grupo que toma clases  en el salón con el maestro que sustituye a la que corrieron. La maestra sabe que ella no puede dar clases y aun así está al frente del grupo, a la hora de la evaluación vas a ver el problema. Hay conocimiento de las consecuencias de parte de padres y maestra, ese es el problema que habrá al final del ciclo”, dijo Sara Cauich, abuela de uno de los estudiantes que toma clases dentro de la escuela.

No se involucra 

Sobre la situación, Joaquín Alberto Blanco Catzín director del plantel del nivel básico, se deslindó de las amenazas a los menores y señalo que durante el momento acusado por los niños y mamás él no salió de su oficina porque no se han querido involucrar con el conflicto, incluso sostuvo que la situación laboral de la maestra está fuera de su jurisdicción ya que son determinaciones a nivel federal.

Recalcó que dentro de la primaria pública a su cargo, se cuenta con un maestro sustituto activo y en funciones, que está operando con un grupo de 15 alumnos

“Si hay un maestro trabajando dentro de la escuela, el maestro y la Secretaría de Educación Pública va a responder por la educación de esos niños que están dentro del aula” dijo el directivo escolar.

Argumentó que existe preocupación de que los niños que están tomando clases afuera tengan el consentimiento y la vigilancia de los papás, por lo que reconoce que se manejó la posibilidad de llamar al DIF para que tomará acciones con los menores que estuvieran sin permiso.

En cuanto al riesgo de que los niños fueran dados de baja por acumular inasistencias en la lista oficial del salón, apunto que no ha recibido instrucciones al respecto, e informó que eso ocurre después de 1 mes de faltas acumuladas.

“Cuando son alumnos normales de la escuela son 30 faltas consecutivas. Pero en una situación especial, me supongo yo como persona que tiene que haber una tolerancia. Hasta ahorita no me han dado ninguna instrucción de que algún niños se le dé de baja, si no ser tolerantes y buscar los medios para comunicarnos con los padres de familia, comunicarles que aquí en la escuela se le está atendiendo al grupo”, finalizó Blanco Catzín. 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios