14 de Diciembre de 2017

Opinión QRoo

Andan mal en Cozumel

¿Qué pasa en Cozumel? Le llueve sobre mojado a la presidenta Perla Tun Pech.

Compartir en Facebook Andan mal en CozumelCompartir en Twiiter Andan mal en Cozumel

¿Qué pasa en Cozumel? Le llueve sobre mojado a la presidenta Perla Tun Pech. Por sus errores, omisiones y desatinos, en pocos meses, es la más criticada de la generación del cambio, como se denominó al grupo que logró la alternancia.

La primera edil de la historia cozumeleña llegó con amplio apoyo. Debido a su carácter combativo contra las administraciones pasadas, desde la curul, fue cosechando pocos pero significativos éxitos, que le dieron la posibilidad de acceder a la candidatura. Hoy, no obstante, es la que muestra peor desempeño y prestigio en el estado.

No es un secreto que ha sobajado a subalternos y miembros del Cabildo. Así mismo, ha ignorado a sectores de la sociedad, con arraigo y tradición, en perjuicio de su misma identidad. Está en problemas: si hubiese encuestas de aprobación, seguramente se reflejaría el mismo repudio exhibido en redes sociales, medios o agrupaciones civiles.

Casos ejemplares de que ha fallado, tanto a sus compañeros como a la sociedad, son el deslucido Carnaval (otrora el más importante de Quintana Roo), así como el reciente desprecio a la Feria del Cedral, el cual intentará matizar con la celebración “Cozumel 500 años: Encuentro de Dos Culturas”, que se realizará del 28 de abril al 6 de mayo, gracias al respaldo del gobierno estatal.

Respecto a las discrepancias con servidores públicos, cabe recordar que una decena ya presentó su renuncia por evidentes conflictos con ella. Además, al menos dos regidores se han quejado públicamente de su mofa en sesiones o diálogos de precabildeo. El último fue Carlos Hernández Ojeda, quien pidió al Congreso local la intervención. Es decir, sus ex correligionarios también condenan su conducta.

Acerca de las quejas provenientes de la comunidad, basta exponer que son frecuentes las relacionadas con el servicio deficiente de recolección de basura, el poco alumbrado en lugares concurridos o los baches que se multiplican. Nadie, por cierto, se olvida de la matanza que ordenó contra perros callejeros por una supuesta alerta de salud pública, la cual no fue comprobada.

Tal vez las inconformidades sean parte de una “guerra sucia” orquestada por ex gobernantes y ex funcionarios, como han pretendido excusarse, aunque no son pocos los que acusan una creciente imprudencia y una imperdonable falta de respeto.

Tampoco se ha dejado ayudar, aunque posiblemente ahora esté recurriendo a un auxilio velado, o al menos así podría interpretarse haber solicitado un convenio de colaboración a la administración solidarense “para intercambiar experiencias”.

En tal caso, ojalá que su homóloga playense, Cristina Torres, algo pudiera transmitirle, ya que es una de las más aventajadas. No es tarde. Debe entender que su municipio es mucho más que una isla un tanto distante cuando se le juzga en términos políticos e históricos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios