22 de Octubre de 2018

Opinión QRoo

Más esfuerzo contra la droga

El consumo de drogas permitidas y prohibidas es alarmante en Cancún.

Compartir en Facebook Más esfuerzo contra la drogaCompartir en Twiiter Más esfuerzo contra la droga

El consumo de drogas permitidas y prohibidas es alarmante en Cancún. Es obligatorio seguir sensibilizando en torno a una problemática asociada con otras conductas nocivas, incluidos los delitos.

Porque no solo abundan casos de abuso en el consumo, sino de adicción desde los 12 años (hay detectados niños de 11). Lo peor es que ya no son experimentadores: se trata de consumidores habituales, por lo que las estadísticas y la edad de inicio no han podido ser reducidas.

Un ejemplo: el Centro de Integración Juvenil de Cancún, A.C., registra unas 50 entrevistas iniciales, en promedio cada mes, tras las cuales determina la atención y el tratamiento para el paciente, así como para sus acompañantes.

En 2016 asistió a 680 pacientes, más los familiares, por lo que fueron más de mil 200. A ellos se suman otros cientos “impactados” gracias a talleres, cursos y múltiples actividades en sus instalaciones de la Región 91 o extramuros.

Estas cifras las comparte Lilliam Negrete Estrella, directora del CIJ, quien exhorta estar atentos a las señales en casa, escuela o clubes donde se desenvuelven principalmente los adolescentes de entre 15 y 18, el grupo etario más vulnerable, aunque tanto la atención como los tratamientos se brindan hasta pasados los 50 años.

¿Y qué consumen? Alcohol y tabaco en exceso, pero también mariguana y cocaína. Del total de referidos en los párrafos anteriores, el 88% es por alcohol y cigarro; el 80% por mariguana, y el 36% por cocaína, confirma la sicóloga, en el cargo desde 2011.

Visto desde afuera, se aprecia una labor descomunal porque la voluntad es inexorable, pero no cede el flagelo, a juzgar por los números que reflejan un grado de irresponsabilidad compartida entre padres, apoderados, docentes, amigos, parejas y adultos en general.

No obstante debe destacarse lo siguiente: los diagnósticos son completos, para definir la dinámica de recuperación; se ofrece cuidado hospitalario en los otros CIJ del país cuando lo amerita, y los espacios de reflexión crecen para que los mismos afectados asimilen su condición con sus pares.

Además se recurre a la tecnología, con promotores virtuales que fomentan la cultura, la música y el deporte, para recuperar la autoestima o potenciar el desarrollo de habilidades y competencias, en un marco de vida saludable, inclusive desde nivel preescolar. En tanto, se multiplican alianzas y convenios con otras agrupaciones cuyos fines son compatibles.

Aun así no se ha logrado revertir la situación, ya sea por falta de espacios públicos, la ausencia de arraigo en muchas familias, la rutina laboral extenuante que impide darles tiempo o las pocas redes de apoyo.

Al catastro del CIJ deben agregarse los de otras instancias, por lo que indudablemente el problema es peor, no solo para las familias en cuestión, sino para toda la sociedad.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios