05 de Diciembre de 2019

Opinión QRoo

Por la cultura

Los gobierno del tercer mundo recortan gasto a la educación.

Compartir en Facebook Por la culturaCompartir en Twiiter Por la cultura

Si alguien quiere que este país mejore y que tengamos crecimiento real en todos los sentidos, tendrá que tomar la iniciativa de invertir en educación y cultura. Es lo único que nos va a salvar. Eso realmente compondrá el tejido social y se aplicará por ende en la prevención de cualquier delito. Escribo esto porque no podemos dejar de lado lo ocurrido la semana pasada en Culiacán Sinaloa. En este espacio he dicho hasta el hartazgo que no podemos combatir la violencia solo con más patrullas y chalecos antibalas. Hablando de educación, cultura y arte debemos convertirnos en filántropos y/o mecenas teniendo en cuenta que la inversión es a fondo perdido y en beneficio de todos. Se pueden hacer muchas cosas para que no sea solamente un personaje el que cargue con la cuenta de todo. La combinación es comprometer (que conste que no dije involucrar, porque de esos ya estamos hartos), a los tres niveles de gobierno junto a la iniciativa privada para que todo proyecto deje de serlo y sea una realidad. Tengo dos iniciativas que debemos de tomar como ejemplo. Me refiero al Festival Internacional de Música de Cancún y a Danxica. El primero ya con 7 ediciones y el segundo con 10 ediciones. Se dice fácil pero es lo contrario. Ellos han obtenido apoyos federales, estatales y municipales; pero no siempre o casi  nunca y eso es triste y casi siempre lo logran con recursos propios (me consta) y siempre con la ayuda de la iniciativa privada. Debemos de comprometer a todos siempre, no a veces. No debe recortarse ni un centavo para educación, arte y cultura, pero siempre merman los presupuestos en estas áreas. Los gobiernos del tercer mundo no entienden que seguiremos en el tercer mundo mientras hagamos de esto una costumbre. Sir Winston Churchill tenía muy claro que la cultura y la educación son imprescindibles. Durante la 2ª Guerra Mundial, le propusieron retirar por completo el alto presupuesto que tenía cultura para destinarlo a gastos militares, Churchill contestó escandalizado: “¿Quitarle el presupuesto a la cultura? ¡Entonces para qué luchamos!” Él decía que un pueblo sin cultura es un pueblo sin alma. La cultura define a un pueblo, lo dota de carácter y de identidad. Entonces que imiten a Churchill que seguramente era mejor que cualquiera de por aquí. Hasta la próxima semana.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name