11 de Diciembre de 2017

Opinión QRoo

50 por ciento

Es increíble como los artistas de cualquier disciplina inician un juego con el ego en contra de todo.

Compartir en Facebook 50 por cientoCompartir en Twiiter 50 por ciento

Es increíble como los artistas de cualquier disciplina inician un juego con el ego en contra de todo. Actores, artistas plásticos, músicos, bailarines y demás.

Tú eres mejor, yo soy mejor, él es malo, él es flojo, él es mediocre, él es esto y él es lo otro; y la época que estamos viviendo da como resultado artistas incompletos que solo poseen el 50 por ciento de lo que se necesita para ser competitivo.

Puedes poseer una técnica impecable, una disciplina ejemplar, excelente presencia, pero no te gusta socializar, la manera en que aplicas tu mercadotecnia personal es obsoleta, la bohemia te envuelve y el ego gana la partida. 4 de cada 10 músicos tienen facturas, el resto no quiere nada con Hacienda y por obvias razones tienen que pedir facturas prestadas, sin contar que no tiene tarjetas de presentación y ni mucho menos pensar que tendrán página web.

Posible muchos no saben quién fue Don Manuel Suárez, este personaje fue el que hizo a David Alfaro Siqueiros, Emilio Azcárraga Vidaurreta logro llevar a las alturas a Rufino Tamayo y que decir del Papa Julio II, la familia Médici y de Lorenzo el Magnífico quienes fueron los mecenas de Miguel Ángel Buonarroti.

Estos personajes ayudaron a gente introvertida que no socializaba y con tal de apreciar su arte los seguían y apoyaban; pero la mala noticia es que en 2017 los mecenas son una especie prácticamente en extinción. Ahora el artista tiene que utilizar branding y marketing personal, socializar, estar dado de alta en el SAT, tener videos en YouTube, por lo menos página en Facebook y alguna otra red social como Instagram o Twitter y no solo abrirlas, sino alimentarlas todos los días o muy seguido.

En Cancún conozco varios artistas que no me convencen con su trabajo y ¿yo quien soy para opinar verdad?, pero manejan sus relaciones públicas y mercadotecnia de admirarse. Aquí se trata de compensar de manera equilibrada entre el talento, la disciplina y la mercadotecnia. Los tiempos han cambiado y si nosotros no cambiamos… nos cambian. Bien decía mi abuela: Hay tres tipos de personas, los buenos, los malos y los artistas. Hasta la próxima semana.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios