18 de Diciembre de 2017

Chetumal

Mercados de Chetumal, marginados del Buen Fin

Cerca de mil negocios que conforman las cuatro centrales de abasto no participaron del programa federal.

Nulos beneficios para locatarios de las cuatro centrales de abasto de la capital por El Buen Fin. (Enrique Mena/SIPSE)
Nulos beneficios para locatarios de las cuatro centrales de abasto de la capital por El Buen Fin. (Enrique Mena/SIPSE)
Compartir en Facebook Mercados de Chetumal, marginados del Buen FinCompartir en Twiiter Mercados de Chetumal, marginados del Buen Fin

Enrique Mena/SIPSE

CHETUMAL, Q. Roo.- Alrededor de mil negocios ubicados en las cuatro centrales de abasto de Chetumal no tuvieron que ver con la realización del programa federal El Buen Fin, pues es meramente para empresas conformadas y no para quienes ofertan hortalizas, carnes, frutas, verduras o similares. El presidente de la Unión de Abastecedores de Carne en Othón P. Blanco, Marco Eduardo Méndez Aguayo, afirmó que el beneficio no será para este sector de la economía local.

 
En la actualidad, los mercados Ignacio Manuel Altamirano, Lázaro Cárdenas, Andrés Quintana Roo y 5 de Abril han sido olvidados. El Buen Fin no aplica para los tablajeros, quienes no tienen un margen de precios para implementar descuentos y promociones en la venta de sus productos.
 
Los que resultan más beneficiados son las cadenas comerciales que se han establecido en la capital. A través de las terminales bancarias, los clientes pueden hacer uso de las tarjetas de crédito y realizar sus compras.
 
Méndez Aguayo, precisó que son mil locatarios los que no participan en este programa que tiene duración hasta el próximo 19 de noviembre. 
 
En el caso de quienes ofertan sus hortalizas en los alrededores de las centrales de abasto, por ejemplo, apenas si obtienen mínimas utilidades económicas; los precios de sus productos oscilan entre los cuatro y 10 pesos, por el panorama resulta imposible aplicar un descuento.
 
En el caso de los tablajeros, el precio de la carne oscila entre los 70 y 80 pesos el kilogramo, si los grandes supermercados obligan al consumidor a adquirir a crédito los productos, es obvio que los van a preferir, dijo.
 
La única alternativa viable es “soportar” hasta que pase la temporada del programa federal y comenzar de cero.
 
Aunque para el sector comercial de Chetumal, la estrategia tampoco resultará fructífera ya que menos del 50 por ciento de los 500 negocios participan, se espera que para la próxima semana las ventas de los establecidos en los diversos mercados de la capital mejoren.
 
(Edición: Rafael Pérez)

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios