21 de Junio de 2018

Quintana Roo

Alerta por peligroso mosco

Culex es uno de los vectores que transmiten más enfermedades en todo el planeta.

En la fase adulta la solución para erradicarlos es la nebulización y la termonebulización. (Redacción/SIPSE)
En la fase adulta la solución para erradicarlos es la nebulización y la termonebulización. (Redacción/SIPSE)
Compartir en Facebook Alerta por peligroso mosco Compartir en Twiiter Alerta por peligroso mosco

Abigail Becerra/SIPSE
CANCÚN, Q.Roo.- La reproducción de esta especie de mosco se facilita con la temporada de lluvias depositando miles de huevos en criaderos naturales como artificiales.

Los “mosquitos” son los principales vectores de enfermedades humanas especialmente en zonas templadas y tropicales, responsables de la transmisión de enfermedades como la malaria, dengue y fiebre amarilla.

Mejor conocido como molestia sanitaria tanto por la ciudadanía como los expertos en salud, el mosco Culex puede ser portador de enfermedades silenciosas y poco conocidas, dijo William Sauri Gutiérrez, epidemiólogo de la Jurisdicción Sanitaria número II.

Indicó que es una especie poco temida por la población en el estado, identificándola única y exclusivamente como un vector que causa picaduras y comezón. La verdadera intensión que tiene la Secretaría de Salud para eliminar al vector a través de los operativos de nebulización y control larvario es que este mosco es uno de los tres géneros que transmiten más enfermedades en todo el planeta.

La identificación de enfermedades más conocidas son la encefalitis, meningitis y filariasis linfática entre otras poco conocidas y sólo referidas en otros países con climas tropicales donde se le atribuyen a esta especie de vector.

La filariasis es causada por la infección de “filarias”, una patología transmitida en forma de larva a los vertebrados de persona a persona por la picadura del mosco. Las larvas de las diferentes filarias se encuentran en la sangre. Cuando el parásito obstruye el sistema linfático, afecta principalmente las extremidades inferiores, la extensión de los síntomas depende de la especie de filaria involucrada.

La encefalitis causada por el virus transmitido por Culex causa inflamación del tejido cerebral. Este tejido se hincha provocando un edema cerebral, lo cual puede destruir neuronas, provocar sangrado en el cerebro y daño permanente. Mientras que la meningitis afecta directamente las membranas del cerebro y la médula espinal, provoca nauseas, dolor de cabeza y cambios en el estado mental.

El epidemiólogo detalló que el ciclo de vida del mosco pasa por cuatro etapas separadas y distintas: huevo, larva, pupa y adulto. La fase de huevo la hembra logra depositar hasta 200 huevos en la superficie del agua, la mayoría de los huevos liberan larvas en 48 horas y estas logran vivir entre cuatro y 14 días dependiendo la temperatura del agua.

En la fase de pupa el proceso es semejante a la metamorfosis de una mariposa de un gusano hasta un mosco adulto, para el Culex esto toma dos días en el verano, sólo viven en el agua de uno a cuatro días, según la especie. El mosco adulto tarda dos días para poder alimentarse y aparearse mientras su cuerpo se endurece con la intemperie y sus alas secan el agua.

Ante esta situación existen dos medidas de control específicas que pueden dirigirse contra el vector. Una en la fase de larvas, las cuales pueden reducirse mediante la descacharrización y el sellado correcto de tinas, tinacos y cisternas, así como la eliminación de recipientes que contengan agua. Cuando las medidas físicas no son viables, la Secretaría de Salud distribuye larvicidas antes de que el mosco empupe.

“La gente que recolecta residuos sólidos para después intercambiarlos por dinero mediante las chatarreras o recicladoras, desconoce que tener esos objetos al interior de su hogar no sólo provocarán la molestia constante de mosco, sino que están expuestos a graves enfermedades”, apuntó.

Señaló que en la fase adulta la solución efectiva es la nebulización y la termonebulización, aunque la población puede protegerse con el uso de repelentes y barreras o mosquiteros que impidan el paso al vector.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios