23 de Septiembre de 2018

Quintana Roo

"No me ha traído la bici, creo que no me porto bien"

'Rafa' un niño de siete años que vive en una colonia irregular de Chetumal, espera que Santa Claus le traiga a él y a sus hermanos un regalo esta navidad.

Rafa y sus vecinos improvisan juguetes con algunas piezas de carro, o botellas de plástico. (Harold Alcocer/SIPSE)
Rafa y sus vecinos improvisan juguetes con algunas piezas de carro, o botellas de plástico. (Harold Alcocer/SIPSE)
Compartir en Facebook "No me ha traído la bici, creo que no me porto bien"Compartir en Twiiter "No me ha traído la bici, creo que no me porto bien"

Claudia Martín/SIPSE
CHETUMAL, Q. Roo.- Rafael de la Cruz Asencio de siete años de edad, espera que Santa Claus le traiga a él y a sus hermanos un regalo esta navidad. La mayor ilusión de “Rafa” es tener una bicicleta, pero se conforma con lo que Santa puede traerle. “Siempre le pido una bici a Santa, pero me ha traído carritos o muñequitos y los juego todavía”.

Rafa, como le dicen en la cuadra, vive en la periferia de la ciudad capital, en una colonia irregular denominada “Espíritu Santo” desde hace más de tres años, carecen de algunos de los servicios básicos como pavimentación de calles, transporte público, servicio de recolección de basura entre otros.

Con sus ropas desgastadas y sucias, Rafa y su hermanito Darwin de seis años de edad juegan entre las piedras y la yerba, de lo que debiera ser una calle, junto con otros cuatro niños de la misma colonia, improvisan juguetes con algunas piezas de carro, o botellas de plástico.

“Mi hermana quiere un teléfono para jugar, pero Santa ya no le trae nada. Mi hermanito quiere un carro de control remoto. Yo quiero una bicicleta, siempre le pido una bicicleta a Santa, pero me trae carritos o muñequitos  y los juego todavía, pero, no me ha traído la bici, creo que no me porto bien”, sonríe mientras comenta que no se porta bien. 

Su casa es muy endeble, de maderas viejas, techada con láminas de cartón y forrada con cartón para cubrir del viento helado que se siente principalmente por la tarde.

Aun que no quiso proporcionar el nombre de sus padres, Rafa, platicó que su mamá y su papá se dedican a recolectar vidrio, plástico y cartón para posteriormente intercambiarlo por alimentos.

“Yo también recolecto botellas de refresco y cartón para ayudar a mis papas, y luego ellos lo van a cambiar”, dijo.

Rafa, desconoce si este año podrán arbolito de Navidad, o pesebre, pero asegura que hará su cartita a Santa Claus e insistirá para que le traiga una bicicleta, aun que unos carritos, muñequitos o cualquier cosa para jugar asegura le va a gustar, pues solo tiene la esperanza de que la Navidad no pase desapercibida para él o sus hermanos.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios