18 de Septiembre de 2018

Turismo

¿Has probado lo siete moles de Oaxaca?

El negro, coloradito, verde, amarillo, almendrado, son solo algunas de las variedades que hay.

En Oaxaca hay siete diferentes tipos de mole, ¿los has probado?. (Contexto/Internet)
En Oaxaca hay siete diferentes tipos de mole, ¿los has probado?. (Contexto/Internet)
Compartir en Facebook ¿Has probado lo siete moles de Oaxaca?Compartir en Twiiter ¿Has probado lo siete moles de Oaxaca?

Redacción/SIPSE
CANCÚN, Q. Roo.- Cuando visites Oaxaca, saborea el sazón de un pueblo que mantiene viva su exquisita costumbre culinaria.

Llegar a Oaxaca significa entrar a un mundo extraordinario de sabores, aromas y texturas, comparte el portal visitmexico.com.

Dicen que “quien va a Oaxaca y no come mole, nunca fue”… y es que puedes degustar sus siete tipos de mole: 

  • El mole negro hecho con chiles chilhuacles. 
  • El coloradito, de color rojo y sabor dulce.
  • El estofado almendrado, elaborado con almendras, aceitunas y alcaparras.
  • El mole verde, que debe su color a las hierbas olorosas que lo componen.
  • El amarillo, creado con chiles amarillos.
  • El colorado, con sus frutas frescas incorporadas a una ligera salsa de mole, o
  • El chichilo, de exótico sabor debido a la tortilla quemada con que se cocina.

También te puede interesar: Chiles en nogada y mole, lo mejor de Puebla

Disfruta también todas las posibilidades del maíz: aquí se pueden degustar las memelas, que son tortillas creadas con cuatro tipos de maíces de diferentes regiones. Prueba los molotes, que son elaborados con masa, rellenos con puré de papa y chorizo o plátano. 

Pero si tu apetito es enorme, busca el mercado 20 de Noviembre, en la esquina de Aldama y Miguel Cabrera, y disfruta las famosas tlayudas, que son unas suculentas tortillas gigantes de maíz hechas a mano y calentadas en comal, preparadas con pollo, cecina, chorizo, y servidas con lechuga picada, quesillo, frijoles, salsa picante y hasta con chapulines.

Para beber, prueba el Tejate (bebida fría de cacao molido licuado en agua de maíz),  las aguas frescas de piña, horchata de melón, guanábana con almendra, chilacayota, zapote, tuna, guanabana, ciruela, sandía, y chicozapote. O en las mañanas, el chocolate oaxaqueño con agua o leche acompañado de un pan de nata te harán despertar de muy buen humor. 

De postre, prueba una deliciosa nieve de pétalos de rosa servida en el jardín del templo de la Soledad;  un rico buñuelo, o una deliciosa rebanada de pastel de elote con un rico champurrado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios