25 de Febrero de 2018

Quintana Roo

¿Estancado en el trabajo? Ocho tips para lograr un aumento

Muchas personas tienen miedo de hacerlo, aun cuando saben que lo merecen.

Si bien puede ser difícil conseguir un aumento de sueldo, es peor si decides no pedirlo nunca. (Contexto/Internet)
Si bien puede ser difícil conseguir un aumento de sueldo, es peor si decides no pedirlo nunca. (Contexto/Internet)
Compartir en Facebook ¿Estancado en el trabajo? Ocho tips para lograr un aumentoCompartir en Twiiter ¿Estancado en el trabajo? Ocho tips para lograr un aumento

Agencias
CANCÚN, Q. Roo.- Si crees que estás haciendo un excelente trabajo en tu centro laboral, no temas acercarte a tu jefe para pedirle un aumento de sueldo. Muchas personas tienen miedo de hacerlo, aun cuando saben que lo merecen, e inventan excusas como “la economía está en crisis en este momento” o “nunca encontraré el momento adecuado”. Si esto suena a algo que dirías, entonces es momento de salirte con la tuya y comenzar a planear una estrategia para conseguir el salario que mereces. El porral ‘wiki how’ coparte algunos consejos.

1.- Asegúrate de tener fundamentos.

En la mayoría de las industrias, obtener un aumento de sueldo es algo difícil de lograr a menos que tengas fundamentos. Estos pueden consistir en algo como tener otra oferta de trabajo o desempeñarte más allá de lo que tu puesto lo solicita y de manera consistente, eficaz y regular.

2.- Ten expectativas realistas.

Si tu empresa ya se encuentra “por encima del presupuesto” y tiene problemas a causa de la recesión, de recortes de gastos u otras razones, quizás sea mejor que esperes un poco más. Durante este período de recesión algunas empresas no podrán brindar aumentos de sueldo sin también poner en peligro tu trabajo. Sin embargo, esto no significa que debas usarlo como una excusa para retrasar indefinidamente tu petición.

3.- Conoce las políticas de tu empresa.

Lee el manual del empleado (y la intranet de la empresa, si cuenta con una) o mejor aún, habla con alguien de Recursos Humanos. Aquí hay algunas cosas que deberías averiguar:

¿Tu empresa requiere revisiones anuales de desempeño para determinar tu salario? ¿Los salarios aumentan de acuerdo a un cronograma fijo o nivel? ¿Quién puede tomar la decisión (o pedir que se tome)?

4.- Conoce lo que vales, objetivamente.

Es fácil pensar que vales más, especialmente si sientes que das el 110% todos los días, pero necesitas demostrarlo objetivamente mediante una evaluación de tu valor frente a la de otros dentro del mismo sector. Muchos empleadores dicen que no dan un aumento hasta que el rendimiento laboral de un empleado sea 20% más que cuando fue contratado.

5.- Recolecta información de mercado para puestos similares.

Si bien puedes haber tomado esto en cuenta la primera vez que negociaste tu salario, es posible que tu papel y responsabilidades hayan cambiado. Analiza puestos similares en el sector para ver el salario que reciben otros empleados por un trabajo similar. Averigua el rango de salario regular para aquellos que hacen lo mismo que tú en tu región o área. Obtener información de mercado para puestos comparables al tuyo puede ayudarte a sentirte más informado cuando hables con tu jefe.

6.- Prepara una lista de tus logros.

 Lo mejor es utilizar medidas de rendimiento precisas, tales como mejora de la calidad, la satisfacción del cliente, y, sobre todo, el crecimiento de las ganancias. La lista te recordará de tu propio valor, hazla concreta y proporciona una base objetiva para tus demandas.

7.- No tengas miedo de preguntar.

Si bien puede ser difícil conseguir un aumento de sueldo, es peor si decides no pedirlo nunca.

En particular, son las mujeres las que a menudo tienen miedo de pedir un aumento debido a la presión de no parecer exigentes o insistentes.[9] Mira esto como una oportunidad para demostrar que te interesa lo suficiente desarrollar una trayectoria profesional que te favorezca tanto a ti como a tu lugar de trabajo.

8.- Elige el momento adecuado. 

Las peticiones exitosas dependen del momento adecuado en que se hagan. ¿Qué has hecho dentro de un período de tiempo que pueda demostrarse que te haya vuelto más valioso para la empresa u organización? No tiene sentido pedir un aumento de suelo si aún no has demostrado hacer nada sorprendente para la empresa, independientemente del tiempo que hayas trabajado ahí.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios