22 de Septiembre de 2018

Riviera Maya

Olvidan manglares de Cozumel; desechos contaminan su belleza

Turisteros denuncian la mala disposición de Benito Sonda quien vende fotos a los turistas y deja alrededor de los manglares llantas, bolsas de plástico, y más.

Chen Río es solo una pequeña muestra de los vastos espacios de  manglares y humedales que tiene Cozumel. (Gustavo Villegas/SIPSE)
Chen Río es solo una pequeña muestra de los vastos espacios de manglares y humedales que tiene Cozumel. (Gustavo Villegas/SIPSE)
Compartir en Facebook Olvidan manglares de Cozumel; desechos contaminan su bellezaCompartir en Twiiter Olvidan manglares de Cozumel; desechos contaminan su belleza

 

Gustavo Villegas/SIPSE
COZUMEL, Q.Roo.- Benito Sonda vive en Cozumel y se gana la vida vendiendo fotos a los turistas que llegan a la playa Chen Río, a los que fotografía junto a un toro. Su actividad la desarrolla junto una zona de humedales en la parte oriente de la isla.
 
Ahí deja basura, plásticos y toda clase de desechos, incluso los que excreta el animal que explota, dice, con permiso de las autoridades.
 
A unos cuantos metros hay una laguna que es el hábitat de cocodrilos y aves. Pero eso no le importa a Benito. Cuando los turisteros de la zona le han pedido su cooperación para mantener limpio el sitio, se niega. Se ufana de ser amigo de los políticos locales y afirma que nadie lo puede tocar. 
 
El 2 de febrero fue el  Día Mundial de los Humedales y Manglares. Pero en Cozumel, isla en la que hay gran  extension de estos ecosistemas nadie se acordó. Menos Benito Sonda.
 
México es uno de los países que se adhirió a la convención de Ramsar (Iran, 1975) y que tiene como premisa la conservación de los humedales y manglares. El acuerdo incluye pastizales húmedos, deltas, bajos de marea, pantanos, marismas, lagos, ríos, zonas marinas próximas a las costas, arrecifes de coral; solo por mencionar algunos ecosistemas.
 
En la isla de Cozumel están presentes como se puede comprobar con el solo hecho de recorrer la carretera costera oriental.
 
En Chen Río (río chico en lengua maya) turistas y locales pueden apreciar la mayor parte del año aves de todo tipo pese a que la actividad humana es muy cercana al sitio.
 
Es también hogar de un cocodrilo de unos dos metros y medios de largo de la especie Crocodylus acutus. Con paciencia se le puede ver  recorriendo su pequeña laguna que le da el nombre al lugar.
 
Por desgracia la basura que genera el hombre llega hasta su espacio, bien sea arrastrada por los vientos o abandonada por quienes visitan la playa o tienen ahí su centro de trabajo.
 
Benito Sonda ha dejado a solo unos metros de este remanso natural: llantas, bolsas de plástico, papel y todo tipo de desperdicios.
 
Al llegar al sitio se intentó hacer contacto con él pero no se pudo localizar. La basura depositada detrás de una pequeña loma fue el único vestigio de su presencia.
 
Quienes lo conocen dicen que viajó a Yucatán. La inconformidad de su presencia y el poco cuidado por los atractivos naturales de este individuo hace meses que fue denunciada por otros turisteros en la zona pero hasta ayer nada ha pasado.

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios