18 de Octubre de 2018

Opinión QRoo

Los efectos de la economía digital en el turismo

La economía digital es el resultado de la aparición del internet.

Compartir en Facebook Los efectos de la economía digital en el turismoCompartir en Twiiter Los efectos de la economía digital en el turismo

La economía digital es el resultado de la aparición del internet, las tecnologías de la información y la comunicación, y su aplicación en la generación de negocios nuevos y de espacios de interacción digital en los rubros comerciales, logísticos y financieros. El internet cambió la cultura de los negocios al contar con nueva plataforma que trasciende fronteras y reduce tiempo, elemento muy significativo del denominado proceso de globalización que está también basado en el conocimiento. Lo anterior ha implicado la necesidad de la transformación digital de las empresas mediante la innovación informática, electrónica, telecomunicaciones y la investigación científica.

La economía digital ha permitido la aparición y gestión de servicios y productos de una manera más rápida y exponencial como la música, las películas, contenidos y las compras por internet: el comercio electrónico. La economía digital genera nuevas oportunidades laborales, formatos de negocios y de emprendimiento que superan y reinventan, de manera inteligente, los modelos productivos constantemente, modificando las competencias laborales y empleos existentes. La economía digital ha impactado la cadena de valor en todas las industrias.

La industria de viajes y turismo, uno de los motores económicos y de mayor crecimiento más importantes del mundo, generador de crecimiento y prosperidad, ha recibido un enorme impacto en la manera de realizar transacciones y las expectativas de experiencias buscadas por los turistas. La velocidad de las transformaciones, las nuevas oportunidades de negocios y la capacidad de las sociedades prestadoras de los servicios de asimilarlas presentan retos para el sector turístico para incrementar sus ventajas competitivas y atractivos.

El turista es un ciudadano altamente conectado, requiere mucha información y es un generador de contenidos, lo que origina una gran beta de promoción y marketing. Al mismo tiempo es un internauta que utiliza buscadores y plataformas que le brinden información sobre aspectos como la seguridad de los destinos, utiliza aplicaciones móviles (Uber, RB&B, Trip advisor, trivago) para hacer sus reservaciones, para identificar los espacios donde consumirá, navega permanentemente en las redes sociales donde se informa e interactúa por lo que es siempre mandatorio innovar en procesos, productos y servicios turísticos en toda la cadena de valor para que al mismo tiempo de ser tangibles estén conectados a las carreteras de la información para una mayor visibilidad digital.

Los destinos turísticos y sus ecosistemas de valor deben encontrarse en un modo de innovación permanente y, al mismo tiempo de incorporar los elementos necesarios para la competitividad en la era digital deben fortalecer sus ventajas competitivas sostenibles fundamentadas en la gastronomía, la cultura y los recursos naturales tan frágiles. Estas transformaciones deben ir de la mano con la mejora de servicios y tecnología de las ciudades destino, infraestructura, logística y seguridad y protocolos de operación amigables con los visitantes.

 

LO MÁS LEÍDO

LO MÁS COMENTADO

NOTAS RELACIONADAS

Comentarios

Responder a  Name   
Comentarios
Responder a  Name   
Responder a  Name   
DE:(TUS DATOS)
Nombre
E-mail
ENVIAR A:(DESTINATARIO)
Nombre
E-mail
Comentarios